Cranberry: ¡el falso amigo de la cistitis!

Spread the love

¿Qué es el arándano?

“El nombre arándano rojo hace referencia a un grupo de arbustos enanos perennes del género Vaccinium, subgénero Oxycoccus, aunque algunos botánicos consideran Oxycoccus un género aparte. Crecen en turberas de carácter ácido en las zonas más frías del Hemisferio Norte.”

“El 95 % de los frutos se procesan en productos como zumos, salsas, mermeladas, o se secan y azucaran para su consumo. El 5 % restante se vende fresco para su consumo directo. Los arándanos rojos destinados al procesado se suelen congelar poco después de la cosecha. Cuando se obtiene fresco, el fruto se suele usar en la elaboración de compotas o jaleas caseras que se sirven como acompañamiento de carnes asadas. También es habitual usarlos en la confección de bollería (p. ej. magdalenas)”.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Ar%C3%A1ndano_rojo

Acción acidificante

Como todos los alimentos que comemos, los arándanos afectarán el pH de nuestra orina y, como todas las bayas, los arándanos tienen un fuerte poder acidificante. Sin embargo, en caso de cistitis/infección bacteriana, se recomienda alcalinizar la orina debido a que las bacterias responsables (E. coli, Klebsiella, Enterococcus,…) crean ambientes ácidos. Por lo tanto, el arándano promoverá el mantenimiento de un pH de la vejiga propicio para la proliferación bacteriana (una tontería cuando se trata de deshacerse de las bacterias).

Zumos fuentes de azúcar

Los productos de arándanos son muy numerosos. Entre ellos, las “estrellas” son los zumos: prácticos, buenos, fáciles de consumir, sustituyen bien a otras bebidas, etc. Sí, sí, ¡es genial, compra, compra! Pero hay un pero  ¿ya probaste zumo de arándano “puro”? Podría resultarte terrible. De hecho, para hacer estos zumos agradables hay que añadir ¡azúcar! Otro problema cuando sabemos que las bacterias responsables de las infecciones del tracto urinario son muy “aficionadas” al azúcar. Este es también el caso de los hongos (tipo Candida albicans). Estos hongos (que tienden a beneficiarse de la disminución de las defensas inmunes) adoran al azúcar y estarán encantados de tener aún más para desarrollarse bien. Incluso se recomienda limitar el consumo de azúcar en caso de cistitis y/o hongos intestinales (las bebidas azucaradas son parte de los productos que deben evitarse).

Productos a base de arándanos

Muchas veces lo que estamos comprando no es solo arándano. Hay que estar muy atentos a la composición de los productos porque terminamos rápidamente con un suplemento que contiene solo 30 o 40% de arándano o un zumo con 50% de arándano y 50% de agua y ¡azúcar! La solución sería comprar directamente la fruta (fresca o seca) aunque la última vez que vi arándanos frescos en una tienda de productos orgánicos valían 8 euros al kilo (a ese precio, prefiero comprar cerezas).

Estudios no tan concluyentes sobre este tema

Pero esta locura por el arándano de donde viene? Impulsada por el lobby de la cultura del arándano (no olvidemos que también es un negocio agrícolo de millones de dólares), algunos estudios que van desde los años 60 a los 90, han demostrado la presencia de proantocianidina A (PAC) en el arándano.

Científicamente, hay una explicación para el supuesto efecto positivo del arándano en las infecciones del tracto urinario y esta es probablemente la razón por la cual algunas personas tienen buenos resultados (probablemente porque son más sensibles y han elegido un producto de muy buena calidad y muy bueno para ellos). El problema está bien relacionado con la cantidad de PAC se ofrece en los diferentes productos.

Posteriormente, otros estudios científicos han concluido que el arándano no tiene efectos preventivos ni curativos en las infecciones del tracto urinario (el zumo de arándano no previene la infección recurrente del tracto urinario).

En 2010, un informe de la Agencia Nacional para la Seguridad sSnitaria de los Alimentos francesa (https://www.anses.fr/fr/system/files/NUT2010sa0214.pdf):

recomienda una ingesta mínima de 80 miligramos de PAC al día (si escanea las etiquetas es muy difícil, por no decir imposible encontrarla como la mayor parte de los productos ofrecen entre los 30 y 50 microgramos de PAC al día.

Para concluir:

– la actividad de PAC contenida en el arándano rojo en la adhesión de E. coli de células a las celulas epiteliales urinarias con las fimbrias está bien demostrada (aquí el informe se remonta a 2010 y desde ese momento esta afirmación ha sido cuestionada)

– los datos disponibles hasta la fecha sobre el consumo de arándanos no indican un efecto preventivo de IU con elconsumo de arándanos

Perdonar esta entrada un poco técnica, pero hoy quería “dejar las cosas claras” para ¡Aquellos que tendrán la apertura para buscar información científica real!

Un comentario sobre “Cranberry: ¡el falso amigo de la cistitis!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.