11 métodos naturales para tratar la cistitis

Spread the love

La mayoría de las personas con trastornos uroginecológicos suelen expresar dudas sobre la eficacia de los remedios naturales para reducir la sintomatología dolorosa y/o inflamatoria.

Este artículo es el resultado de mucha investigación, experiencia y paciencia por parte de los moderadores del grupo «Cistitis Recurrente«, que han reunido comentarios e información para poder darte consejos que salen del corazón, pero que también están verificados.

Una vez más es importante subrayar que el contenido de este artículo no sustituye al asesoramiento médico y que cualquier intervención de este tipo debe ser complementaria y consecutiva a estos primeros pasos:

  • Consulta al médico o ginecólogo
  • Realización de un cultivo de orina para determinar si hay o no presencia de bacterias
  • Realización de antibiograma (en caso de cistitis bacteriana y antes de tomar antibióticos a ciegas)

Durante un episodio agudo, los tratamientos antibióticos permiten eliminar el dolor muy rápidamente, pero después de unas pocas semanas o unos pocos meses, suele producirse una nueva crisis. Es entonces esencial comprender, más allá de los síntomas, las causas subyacentes de estos ataques y detectar los factores predisponentes y precipitantes del problema para poder establecer una intervención global, evitar las recaídas y el uso repetido de antibióticos que contribuyen a disminuir la inmunidad local y alimentar el tan famoso «círculo vicioso».

Recuerda siempre que cada caso es único y que lo que puede ser eficaz o proporcionar alivio a una persona puede no serlo para otra.

Con este artículo no queremos prometerte nada, sino ayudarte a que puedas entenderte mejor a tí misma con el objetivo de saber mejor qué cuidados debes tener y qué tipo de enfoque debes adoptar.

Entre los remedios naturales más útiles y eficaces vamos a hablar de:

1. D-Manosa

2. Aceites esenciales

3. Probióticos

4. Bicarbonato de sodio

5. Tés, infusiones y decocciones de hierbas

6. Dieta

7. Homeopatía

8. Brotes de arándano

9. Extracto de semilla de pomelo

10. Plata coloidal

11. Otros métodos para reducir el dolor

1. D-Manosa

Se trata del ingrediente activo natural más eficaz que existe actualmente. Sin efectos colaterales, tiene una acción directamente dirigida contra las bacterias uropatógenas, inhibe su capacidad de adherirse a la pared de la vejiga, permitiendo así una eliminación natural con la orina y por tanto una reducción significativa del número de gérmenes en caso de infección o ataque bacteriano.

Encuentra todos los artículos de este blog que están dedicados la D-Manosa aquí.

2. Aceites esenciales

Como estos productos son muy específicos y requieren la máxima precaución en su uso, les hemos dedicado un artículo aparte aquí 😉

3. Probióticos

Los probióticos no actúan directamente contra la infección urinaria, pero pueden ser de gran ayuda como medida preventiva en caso de cistitis recurrente, especialmente cuando el consumo de antibióticos aumenta con cada episodio agudo.

Encontrarás toda la información sobre probióticos (elección, cantidad, cepas y método de uso) en este artículo.

4. Bicarbonato de sodio

Este es «el» remedio para los síntomas más dolorosos (ardor) ya que alcaliniza la orina y reduce el dolor de la vejiga y la micción.

Un mini artículo aquí explica la mejor manera de utilizarlo.

5. Tés, infusiones y decocciones de hierbas

Reina de los prados, brezo, tilo silvestre del Rosellón, tomillo, cúrcuma, raíz de malvavisco… ¡Ausilium Tisana! Son tantos que los hemos tratado en un artículo aparte 😉

6. Alimentación

En caso de cistitis recurrente o aguda es importante tener cuidado con ciertos alimentos que impiden cuidarse bien y contribuyen a aumentar la sintomatología dolorosa.

Esta es una lista muy breve de los alimentos que debes evitar, pero puedes encontrar más información en la sección «Alimentación» de este blog:

  • Alcohol (especialmente el vino blanco y el champagne)
  • Café
  • Té (especialmente té negro)
  • Azúcares (especialmente refinados). Para endulzar ligeramente es preferible usar miel.
  • Embutidos
  • Proteína animal
  • Productos lácteos (queso, yogur, helado)
  • Especias fuertes
  • Frutas ácidas
  • Chocolate

Como medida preventiva, evita el estreñimiento o los episodios de diarrea y trata de mantener el equilibrio de la microbiota intestinal, aquí tienes algunos ejemplos y un artículo muy interesante para leer:

– Comer ciruelas pasas después de dejarlas toda la noche en remojo en agua

– Tomar las semillas de Psylium diluídas en un poco de agua o zumo de frutas suave, 1 cc al día o más según necesidad.

Artículo » La microbiota intestinal «

7. Homeopatía

Para combatir los síntomas y reducirlos:

Cantharis 7 CH: en caso de sensación de ardor intenso antes, durante y después de cada micción, acompañado de calambres en el bajo vientre. Tomar 5 gránulos cada hora, espaciándolos según la mejoría.

Mercurius corrosivus 7 CH: si los calambres de la vejiga son más severos que los gestionados por Cantharis. Tomar 5 gránulos cada hora, espaciando según la mejoría.

Formica Rufa: tomar en baja dilución (4 CH o 5 CH) a razón de 5 gránulos dos veces al día durante 3 meses. Como cura, tomar Formica rufa también en baja dilución (4 CH o 5 CH) en dosis repetidas tan pronto como aparezcan los primeros síntomas, después de cada micción y hasta que vuelva la micción sin dolor.

En la práctica diaria, es habitual alternar estos remedios para cubrir el mayor número de modos de reacción posibles.

Cantharis 9 CH y Mercurius corrosivus 9 CH, 5 gránulos alternando cada hora (no mezclarlos). Esto permite esperar el análisis de orina con mucha más comodidad, sin alterar los resultados.

Para completar…

Colibacillinum: su prescripción es habitual para evitar un nuevo episodio: 6 gránulos en 7 CH, una vez a la semana durante unos meses.

8. Brotes de arándanos

Propiedades:

  • Antiinfeccioso urinario, antibacteriano, antiviral
  • Estimulante ovárico (menopausia)
  • Tónico y antiespasmódico intestinal
  • Estimulante inmunológico, antioxidante

Consejos de uso:

Diluir 6 gotas de macerado de glicerina de brotes de arándanos, de venta en tiendas ecológicas, por la mañana y por la noche en una cucharada de agua mineral. Como cura de un mes en prevención dos veces al año y como cura de un mes durante la crisis.

Contraindicaciones:

El brote de arándanos no se recomienda en caso de cáncer hormonodependiente, hiperestrogenismo y embarazo.

No combinar con tratamientos anticoagulantes.

También puede ser irritante para la vejiga.

9. Extracto de semilla de pomelo

Propiedades: Antibiótico natural.

Instrucciones de uso:

Tomar 30 gotas 3 veces al día durante 8 días, luego 20 gotas 3 veces al día durante 8 días y 10 gotas 3 veces al día durante 8 días.

Precaución: este producto es ácido y puede ser irritante para la vejiga.

10. Plata coloidal

Este artículo está enteramente dedicado a ello.

Atención: Su uso prolongado puede causar enfermedades irreversibles.

11. Otros métodos para reducir el dolor

  • Bolsa de agua caliente en el estómago

Atención: Nunca frío

  • Cataplasma de arcilla verde

Ideal para aliviar el dolor en el bajo vientre. Aplicar una cataplasma de arcilla verde de 2 cm de grosor en la zona de la vejiga. Retirar la cataplasma en cuanto esté caliente y repetir si es necesario.

  • Practicar la coherencia cardíaca o la relajación, existen varias aplicaciones, un ejemplo es «Respirelax+».

Esperamos que estos consejos y estos pasos puedan ayudarte en la lucha contra las infecciones urinarias. Te esperamos siempre en el grupo de Facebook “Cistitis Recurrente”, para escucharte y acompañarte.

Deja una respuesta