Botox: ¿algo más que estética?

Spread the love

Últimamente he recibido algunos comentarios y preguntas sobre la hidrodistensión y el tratamientos con el botox que me han dado la motivación para recoger informaciones respecto a ello. A continuación, una breve explicación sobre dicho abordaje y sus efectos positivos y negativos que de ninguna manera quiere sustituir la opinión médica profesional o juzgar a las personas que benefician de ello.

Algunas asociaciones urológicas internacionales (American Urological Association, International Urogynecological Association, Sociedade Brasileira de Urologia, Société Internationale d’Urologie  y Confederación Americana de Urología), garantizan la seguridad y la eficacia de la inyección de toxina botulínica para el manejo de algunos tipos de infecciones del tracto urinario inferior como cistitis intersticial/SVD, vejiga hiperactiva y dolor vesical crónico.

Según el estudio “Inyección de toxina botulínica en la vejiga – Información para pacientes” realizado por el Grupo Español de Consenso para el Uso de Toxina Botulínica en Vejiga, Asociación Española de Urología en Marzo 2014, el tratamiento con toxina botulínica podría mejorar los síntomas de la hiperactividad de la vejiga, la incontinencia urinaria de urgencia y ayudar a corregir otros síntomas asociados (urgencia para orinar, orinar a menudo, etc.). El alivio de los síntomas suele durar unos 6-9 meses, después los síntomas reaparecerán poco a poco y tocará repetir la inyección de dicha toxina.

¿Cómo funciona?

Después de una hidrodistensión de la vejiga con agua generalmente bajo anestesia general, se inyecta la toxina botulínica en la pared vesical utilizando la vídeo uretrocitoscopia accedendo a la vejiga a través de la uretra para facilitar su inyección.

Pro

  • alivio del dolor
  • mejora sostenible de la calidad de vida
  • efectos positivos después de 48-72 horas

Contra

  • el proceso podría ser muy largo y no cumplir las expectativas del paciente con efecto nulo
  • no se recomienda en caso de embarazo, lactancia, úlceras, infección urinaria activa, cistitis bacterianas
  • es un método bastante caro
  • puede ser doloroso y causar nuevas infecciones bacterianas (inserción de la sonda en la vejiga)
  • falta de la eliminación de la raíz del problema
  • sucesiva toma de antibiótico; el fin de los antibióticos es destruir las bacterias responsables de provocar infecciones. Generalmente estos van atacando a todas las bacterias que encuentran (y que quizás no deberían destruir) y aumentan el daño de la mucosa causando una inflamación

Sean cuales sean las conclusiones y las opiniones al respecto, es siempre  recomendable identificar la causa de la infección y recurrir a este tratamiento como paliativo y sin tomarlo como la única posibilidad de manejo.

Se debería prestar atención a la restauración de la mucosa vesical a través de:

  1. instilaciones intravesicales de sustancias constitutivas de la mucosa (ej. Condroitina) lamentablemente seguidas de una toma de antibiótico)
  2. toma de productos a base de Ácido Hialurónico o Quercetina para ayudar la riepitelización de la mucosa (solución menos invasiva)

Opinamos que sea mejor usar un complemento alimenticio natural antes de someterse a procesos más agresivos y quizás dolorosos.

Síntesis libremente comentada de:

http://www.aeu.es/UserFiles/files/InforPacientesUsoBotoxVejigaHiperactiva.pdf

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06142010001000001

Deja una respuesta