Cistitis: ¿cómo gestionarla?

Spread the love

girls-407685_1280

Terapia antibiótica tradicional

La estrategia de la terapia es, fundamentalmente, demoledora y se basa en la destrucción de las bacterias presentes en la vejiga y en la vagina mediante la administración de antibióticos. Pero del mismo modo en el que destruye los patógenos, el antibiótico destruye también las bacterias buenas y algunas células de nuestro cuerpo, además de debilitar el sistema inmunitario. Todo eso consigue aumentar la probabilidad que se desarrollen recidivas. Además, el antibiótico es eficaz sobre las bacterias pero no sobre los hongos (y no es eficaz en caso, por ejemplo, de biofilm).

Por esto, después de una cura antibiótica es bastante probable la aparición de una Candidiasis vulvovaginal.

Finalmente, el abuso del antibiótico, provoca un aumento de las resistencias y las bacterias se vuelven cada vez más fuertes y difíciles de combatir.

Otra estrategia para manejar la cistitis es la que sigue una filosofía reconstructiva, restableciendo las defensas perdidas y apostando sobre varios aspectos del organismo para romper definitivamente el círculo vicioso ya establecido.

doctor-563428_1920-2

Alternativas y remedios naturales para prevenir, gestionar y vencer para siempre la cistitis

  • tomar D-Manosa: azucar extraído de la corteza de árboles de madera dura (como al alerce), que se adhiere a las patas de las bacterias impidiéndoles adherirse a las paredes vesicales. Si no adhieren a ella, las bacterias no pueden desencadenar una inflamación. Sin inflamación no hay daño vesical, sin daño vesical no hay síntomas. En este caso la cistitis se transforma en bacteriuria, en una presencia de bacterias inocuas en vejiga. Estas bacterias, libres y flotantes en la orina, vienen finalmente eliminadas con el flujo urinario;
  • relajar la musculatura contraída (dependiendo de los casos): se puede lograr con miorelajantes y/o con estrategias naturales: magnesio, calor (baños calientes, termas, calentadores, ropa interior de lana), ejercicios de Kegel-reverse (como los Kegel, pero aumentando los tiempos de relajamiento y disminuyendo los de contracción), masajes intravaginales (realizados por profesionales sanitarios expertos en la materia), yoga, respiración diafragmática, etc.;
  • utilizar un lubricante vaginal durante las relaciones: para reducir el roce y las microlesiones. Muchos de los productos que encontramos en el mercado son muy irritantes para las mucosas delicadas. La crema Ausilium de Deakos, está estudiada a propósito para aliviar, hidratar y cicatrizar y contiene D-Manosa que contrasta las bacterias presentes en la vagina durante la relación;
  • regularizar la función intestinal y reequilibrar la disbiosis con fermentos lácticos, con una dieta rica en fibras, abundante hidratación, actividad motora cotidiana, etc.;
  • restablecer la flora vaginal aplicando Lactobacilos vaginales: la lavativa Ausilium Lavanda es natural y contiene D-Manosa, Lactobacilos y sustancias emolientes, cicatrizantes y calmantes. Una solución alternativa es la introducción vaginal de comprimidos u óvulos de Lactobacilos o más fácilmente de yogur entero sin azúcares;
  • reemplazar absorbentes sintético por los de algodón (lavables o desechables) y/o copa menstrual: los absorbentes sintéticos no dejan transpirar la piel que macera debilitándose y favoreciendo la reproducción de microorganismos patógenos;
  • eliminar tanga, ropa interior sintética y de color y pantalones estrechos:  la fricción y la presión irritan la mucosa delicada;
  • eliminar las terapias hormonales estro-progestágenos si es posible y de acuerdo con el médico (píldora, parche, DIU, anillo, etc.): prefiriendo métodos naturales como los profilácticos, etc. Las hormonas sintéticas alteran el ciclo menstrual normal modificando el pH vaginal, dificultan la supervivencia de los lactobacilos, aumentan la sequedad vaginal, reducen las secreciones que contienen importantes sustancias antibacterianas naturales, aumentan las microlesiones coitales, favorecen las infecciones por Candida y por bacterias fecales.

3 comentarios sobre “Cistitis: ¿cómo gestionarla?

  1. Estupendas , científicas y sabias recomendaciones ya que muchas veces hemos oído el hecho de no usar tangas de material sintético pegadas al cuerpo y ni hacemos caso. Pensamos que tomando antibióticos eliminamos las bacterias sin pensar que quedan y se multiplican los hongos debilitando nuestro sistema .inmunitario.

    Y es fundamental fortalecer el cuidado de este sistema ya que si tenemos las defensas bajas, propiciamos el crecimiento de enfermedades
    .
    Para ello estoy tomando una combinación de propóleo y miel pura de abejas que me lo han enviado desde Alemania y me siento cada día mejor después de haber sido sometida a largos tratamientos de quimioterapia.

Deja una respuesta