Cistitis e hidratación: tan fácil como beber un vaso de agua

Spread the love

¿Cuántas veces nos habrán dicho que hay que beber mucha agua para prevenir el riesgo de cistitis?

Entonces, ¿la hidratación es realmente tan importante?

Veamos juntos por qué es imprescindible y cómo beber agua correctamente durante las 24 horas.

En el caso de la cistitis, solemos no beber lo suficiente por miedo a tener que orinar más a menudo o a sentir dolor. Sin embargo, beber es muy importante porque ayuda a diluir la orina y a eliminar las bacterias antes de que se establezcan en nuestra vejiga y proliferen.

A continuación algunos consejos para hidratarnos correctamente sin dificultad.

10 consejos para beber correctamente

1. lleva contigo una botella durante el día para tener siempre a tu alcance agua para beber

2. si lo prefieres, puedes usar un vaso para beber ya que a muchas personas les resulta más fácil beber un vaso de agua que un sorbo de la botella (quizás mentalmente esto nos genera estrés porque vemos una gran cantidad de agua e inconscientemente sentimos la presión)

3. en caso de dificultad para acordarse de beber agua (correctamente en pequeños sorbos durante las 24 horas) puedes seguir una «rutina de hidratación» asociando la acción de beber con momentos predefinidos del día (una especie de hábito saludable como lavarse los dientes) o descargar una de las muchas aplicaciones gratuitas en tu móvil para ayudarte a recordarlo y a coger el ritmo

4. cada vez que sientes la necesidad de beber, bebe. Obviamente, esto llevará inevitablemente a la necesidad de ir al baño: por lo tanto, la vejiga debe vaciarse correctamente y completamente sin esperar ni empujar

5. reparte bien los famosos 2 litros de agua al día entre mañana, tarde y noche, evitando llenarte de golpe o demasiado (no tendrá el mismo efecto y beneficio frente a una buena repartición adecuada y constante a lo largo del día, una sana hidratación que regulará los procesos metabólicos sin forzar los riñones)

6. consume verduras y frutas frescas en cada comida y evita alimentos grasos y muy salados (cuidado con la alimentación sobre todo en caso de inflamación urotelial, urgencia y frecuencia miccional)

7. mantén un estilo de vida saludable y equilibrado

8. prefiere agua con bajo contenido de sodio (compatible con el consejo de tu médico en función de tu estado de salud)

9. regálate un capricho diario con infusiones de hierbas para cambiar de sabor y estimular las ganas de beber

10. en ausencia de una fuerte urgencia y frecuencia urinaria, tómate un buen vaso de agua con 1 gramo de D-Manosa para «matar dos pájaros de un tiro» cuidando de tu organismo y luchando contra las bacterias responsables de la cistitis de una forma sencilla, natural y eficaz.

¡Tan fácil como beber un vaso de agua!

Deja una respuesta