Cistitis: la búsqueda de los culpables

Spread the love

Hoy, quería compartir mis reflexiones personales, fruto de mi larga experiencia de convivencia, por así decirlo, con todo lo relacionado con la cistitis y sus causas.

La famosa pregunta del millón de dólares: «¿De dónde vienen mis cistitis?».

Cuando por la mañana la primera micción del día parece cuchillas de afeitar, empezamos de repente a pensar en todo lo que hicimos el día anterior para llegar a la triste conclusión: «No hice nada malo ni algo distinto, lo hice todo como siempre».

¿Entonces porque ahora tengo cistitis?

Estuve leyendo en los varios foros: «No entiendo lo qué estoy haciendo mal», «Mi cistitis viene sin razón», «Acabé pensando que es psicológico».

Esto me recuerda tanto la culpa que yo también podía sentir y esa sensación de estar enferma por mi culpa. Pero no, ¡no tenemos nada que ver con eso!

Dejemos de torturarnos pensando que si estamos enfermos es por culpa nuestra porque es completamente falso (y los que tratan de informarnos sobre nuestras emociones reprimidas o nuestros «miedos internos» como elementos que podrían desarrollar nuestras crisis a 50 € la consulta son de cuestionar). Con esto obviamente no quiero negar la importancia de un estilo de vida sano tanto a nivel físico que mental (el estrés puede llevar a una bajada de las defensas inmunes que hace que seamos más fragiles y vulnerables, etc.) sino destacar la imporancia de una análisis más profunda.

La cistitis es una bestia sucia. Es una patología multifactorial que existe y podría  volverse recurrente solo si se combinan VARIOS factores (los famosos «factores predisponentes y precipitantes» de los que hablamos todo el día).

No debemos perseguir la razón de nuestras cistitis como si el culpable pudiera ser solo un evento, sino las CAUSAS que crean un verdadero bulevar para que las bacterias patógenas puedan llegar a la vejiga. Bueno, estamos hablando de cistitis y todo lo que está relacionado con ella ya que nunca viaja sola, viaja en pandillas (como las pandillas de los 90 donde cada uno tiene un papel muy específico). Es un poco como las fichas de dominó que se colocan una al lado de la otra => como se cae una, se cae todo!

Entonces, ¿por qué todo este hablar? Simplemente para invitaros a dejar de buscar «LA» causa de las cistitis como si fuera el grial.

Y bien sí, deberíamos empezar un programa completo que comienza conociendo a nosotros mismos e identificando LAS causas de la cistitis para que luego podamos trabajar en TODAS ellas porque no hay factores de riesgo «importantes» y «sin importancia».

Para deshacerse de la cistitis todas las medidas preventivas cuentan!

En verdad, tuvo muchos más factores predisponentes y precipitantes para la cistitis que eso:

Os voy a dar un ejemplo: para una chica que conozco, estaba claro que tenía cistitis porque no bebía lo suficiente (o mejor dicho, bebía mal porque podía pasar horas sin beber y luego beber 1 litro en una hora). Sin embargo, seguía teniendo cistitis también cuando bebía correctamente. Entonces, qué pasaba en su caso?

– Ropa demasiado apretada, ropa interior no adecuada

– Anticonceptivo

 – Relaciones sexuales sin lubricante

– Extreñimiento

– Falta de hidratación

Biofilm

– Antibióticos «en abundancia» => flora comprometida (también tenía micosis)

– Nada de prevención (en ese momento estaba probando un poco de todo pero aún no había descubierto la D-Manosa)

Así que fue solo estableciendo una estrategia completa y actuando en TODOS los factores al mismo tiempo que pudo, sin demasiada dificultad, salir del círculo vicioso de la cistitis (y todo lo relacionado con ella) y encontrar un equilibrio.

¡Qué empiece ya la búsqueda de todos los culpables!

Deja un comentario