Cistitis postcoital y deseo de embarazo

Spread the love

Recibo muchas preguntas sobre la relación entre la cistitis postcoital y la fertilidad y/o el embarazo.

1) la cistitis postcoital es un problema multifactorial que conduce inexorablemente a dos efectos:

-> una sexualidad modificada

De hecho, desde el momento en que se establece claramente que es la relación sexual (entendida como la penetración vaginal por el pene) el desencadenante de la cistitis, es natural tener una actitud de «defensa» hacía la sexualidad.

Desafortunadamente, llevará a:

– una disminución en los juegos preliminares debido al enfoque en la penetración que “está a punto de pasar”;

– una contractura involuntaria de la musculatura pélvica (que puede llegar hasta el vaginismo en los casos más graves);

– una reducción en la lubricación natural.

Estas manifestaciones inconscientes causan la pérdida de la libido y llevan a relaciones sexuales dolorosas (o, al menos, desagradables). Esta penetración está acompañada por una fricción significativa en la mucosa vaginal que es uno de los principales desencadenantes de la cistitis poscoital. Por lo tanto, la cistitis poscoital es una patología que se alimenta a sí misma y tiende a volverse crónica.

En este contexto, es obvio que la concepción de un niño se convierte en una tarea laboriosa, ya que supone un aumento de la frecuencia de las relaciones.

-> tratamiento antibiótico repetitivo (o incluso profiláctico)

La observación común de las personas con las que hablo es que los médicos (médicos de cabezera y especialistas) utilizan muy pocas opciones para la cistitis recurrente. Su «arma” favorita a menudo es la terapia con antibióticos. Pero, esta estrategia terapéutica plantea muchos problemas debido a sus efectos secundarios, en particular, sobre la flora fisiológica.

Cuando se habla de fertilidad, es apropiado detenerse por un momento sobre la salud de la microbiota de la mujer y particularmente sobre la integridad de la flora intestinal. La flora intestinal se compone de muchas cepas bacterianas vivas (Lactobacillus, Escherichia coli, Streptococcos, etc.) que están presentes fisiológicamente y juegan un papel esencial en nuestra salud, como por ejemplo:

– papel en la digestión (fermentación) y absorción de ciertos nutrientes como fibra, agua, vitaminas;

– papel en la motilidad intestinal (velocidad de tránsito);

– papel de «barrera» inmune para prevenir el paso en la sangre de gérmenes patógenos;

– papel de síntesis (fabricación) de ciertas sustancias como ciertas vitaminas del grupo B, por ejemplo.

Una alteración de la flora intestinal (disbiosis) conducirá inevitablemente a una reducción de estas funciones. En los casos más extremos, incluso se pueden ver deficiencias en ciertas vitaminas debido a una microbiota intestinal totalmente destruida. En general, se sabe que el estado nutricional e inmune son elementos que pueden influir positivamente o negativamente en la fertilidad (principalmente sobre la ovulación e implantación).

Tomar antibióticos es un factor predisponente para la disbiosis intestinal, por lo que es razonable suponer que si esta práctica es crónica, puede afectar la fertilidad. A la luz de esta conclusión, la terapia antibiótica repetitiva e inespecífica no parece ser un buen tratamiento para una mujer con cistitis postcoital que desea tener un hijo. Además, la restauración de la microbiota intestinal funcional y fisiológica debe ser una prioridad en el contexto de un deseo de embarazo.

2) el uso de Ausilium Crema en el momento de la relación sexual es una excelente manera de prevenir la aparición de cistitis poscoital y promover la fertilidad:

-> su acción lubricante facilitará la penetración y eliminará el dolor asociado con la fricción excesiva;

-> Morinda citrifolia que contiene calmará la mucosa vaginal y evitará cualquier irritación o sensación de «cocción» después de la relación;

-> D-Manosa que contiene, se unirá a los gérmenes uropatogénos para que no adhieran a la vejiga;

-> el simple hecho de darse cuenta de que la relación no es dolorosa o fuente de una nueva cistitis permite relajarse y «enfrentarla» con más serenidad;

-> desde el momento en que las relaciones se vuelven serenas, su frecuencia puede aumentar sin causar estrés ni miedo.

Cabe señalar que este producto también está indicado durante el embarazo.

3) el uso de Ausilium NAC puede recomendarse también para la pareja por varias razones:

-> laN-acetilcisteína que contiene es un fluidificante en las secreciones prostáticas que aumenta la presencia, concentración y motilidad de los espermatozoides;

-> la D-Manosa que contiene garantiza una pareja «inofensiva» en el sentido de que no será vector de gérmenes uropatogénicos.

Este último punto es interesante, tanto científicamente como psicológicamente, para el  enfoque hacía la relación.

4) finalmente, un punto que me parece esencial cuando hablamos de cistitis postcoital y fertilidad, es la comprensión de las estrategias que están en nuestras manos.

Con esto me refiero a una especie de lista de control mental como, por ejemplo:

-> «Estoy tomando probióticos para la flora intestinal y D-Manosa para la profilaxis diaria»

-> «La relación será agradable, no hay necesidad de presionar los preliminares, debería disfrutar»

-> «Tenemos crema lubricante disponible para usar (Ausilium crema

-> «Tomé Ausilium NAC esta mañana»

-> «Tengo D-Manosa disponible para uso profiláctico después de la relación»

-> «Puedo orinar y hacerme una correcta higiene íntima después de la relación»

-> «Hay que beber agua»

Estos elementos de «confort» son pequeñas «trucos» que permiten abordar las relaciones de manera serena y aumentar la frecuencia con deseo y tranquilidad.

Un comentario sobre “Cistitis postcoital y deseo de embarazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.