Cistitis y sexo, ¿qué relación existe?

Spread the love

¿Qué relación existe entre las cistitis y el sexo?

feet-224680_1920

El 80% de los casos de cistitis se debe al sexo.  Se trata de un porcentaje muy llamativo y que, en numerosas ocasiones, nos obliga a reducir o eliminar las relaciones sexuales por miedo a tener una crisis.

En el caso de las mujeres jóvenes, la mayor asiduidad hace que exista también una mayor probabilidad de contraer cistitis. El riesgo es aún mayor si se utiliza, como método anticonceptivo, el DIU.

Por otro lado, las mujeres posmenopáusicas, tienen un epitelio vaginal mas estrecho y una mayor sequedad vaginal. Ésto facilita la aparición de más heridas durante las relaciones sexuales y otros cambios significativos en la flora vaginal. Por tanto, son un grupo que poseen también una mayor probabilidad de sufrir infecciones.

Generalmente las relaciones sexuales influyen porque se provocan pequeños traumatismos durante el acto. De esta forma se facilita que determinados gérmenes de la zona perivaginal y periuretral colonicen la vejiga. Además, los anticonceptivos provocan modificaciones que pueden afectar a la mucosa vesical y, por lo tanto, favorecer las infecciones.

¿Cómo conseguir tener relaciones sexuales sin sufrir una cistitis después?

Recurriendo a la D-Manosa: ésta actúa sobre la pared vesical y, de esta forma, dificulta que la bacteria E.coli se adhiera a ella, logrando que no se desarrollen infecciones urinarias.

Para una mayor eficacia se aconseja tomarlo inmediatamente después de cada acto sexual y al día siguiente. Si quieres más información sobre cómo tomar D-Manosa para obtener los máximos efectos y salir, por fin, del círculo vicioso que crean las cistitis, visita el siguiente post: Cómo tomar D-Manosa

También existen cremas vaginales, como Ausilium crema, que tienen este mismo compuesto (la D-Manosa) y que, utilizándolas durante las relaciones sexuales, sirven de lubricante evitando los traumatismos y protegiendo la zona de infecciones.

 

6 comentarios sobre “Cistitis y sexo, ¿qué relación existe?

Deja un comentario