El pH de la orina: ¿es necesario acidificar o alcalinizar?

Spread the love

Después de haber creido durante casi 10 años que «debemos acidificar la orina para matar las bacterias», descubrí más tarde que la cistitis realmente no mejora con este método.

A continuación encontrarás toda la información que la investigación médica y científica ha validado sobre el tema.

El pH es una unidad de medida que cuantifica la acidez de una solución.

La escala de los valores de pH va de 0 a 14, la neutralidad corresponde a un valor de 7. Los valores más bajos se denominan «ácidos», los más altos «básicos» o «alcalinos».

NB: el pH de un alimento/bebida/medicamento no corresponde necesariamente a su efecto sobre el pH urinario (por ejemplo, el limón es un alimento ácido que alcaliniza la orina). Para conocer el impacto de un alimento en el pH urinario, hay que consultar los índices PRAL que proporcionan información sobre el «potencial de acidificación».

El balance fisiológico del pH urinario está entre 4.5 y 7.5; en otras palabras, la orina es generalmente ácida pero puede alcanzar una cierta alcalinidad según la dieta y el sujeto (edad, estado de salud, estado fisiológico, etc.). Es posible medir el pH urinario simplemente usando tiras urinarias (de venta libre).

NB: la orina demasiado básica (con un pH superior a 7,5) puede ser responsable de la formación de cálculos renales. ¡Tal valor de pH no puede ser alcanzado exclusivamente con la dieta! Así que no te asustes. Por otro lado, el consumo regular de alimentos acidificantes de forma tendencial puede reducir el pH urinario.

Ahora veamos qué papel juega el pH urinario en caso de cistitis.

La cistitis (todos lo sabemos) es la INFLAMACIÓN de la vejiga CON O SIN infección bacteriana. Especialmente en caso de cistitis recurrente, la inflamación puede persistir después de la resolución del episodio infeccioso (dando la impresión de una recaída).

NB: es fundamental realizar un ecbu frente a los síntomas para asegurarse de no tomar antibióticos sin razón!

Cuando un tejido está inflamado, y más aún cuando se trata de una mucosa, como es el caso de la pared de la vejiga, es esencial tratar de calmar la inflamación. Se puede hacer de dos maneras: a través de sustancias que influirán positivamente en la reconstrucción del epitelio (por ejemplo, Cistiquer) y, por supuesto, evitando un mayor ataque de la mucosa. ¡A nadie se le ocurriría beber un vaso de zumo de naranja mientras tiene heridas en la boca!

En caso de que la cistitis sea el resultado de una INFECCIÓN bacteriana:

las bacterias causantes (E. Coli, Proteus, Klebsiella, Pseudomonas, etc.) son acidófilas o, al menos, ácidas. Esto significa que les gustan los ambientes ácidos o al menos saben cómo resistir en ellos y sobrevivir. Por lo tanto, la acidificación no es una defensa contra el ataque bacteriano.

EN CONCLUSIÓN:

en caso de cistitis, la acidificación de la orina (tomando arándano u otra cosa) NO es una solución porque:

– dañará aún más la mucosa que, eventualmente, aumentará el dolor y la posibilidad de posibles recaídas

– no destruirá las bacterias

También debe agregarse que ha sido demostrado que cuando se toma D-Manosa para gestionar la cistitis, este ingrediente activo, tiene una acción sobre los gérmenes uropatogénicos potenciado en la orina poco ácida.

La formulación de Ausilium 20 PLUS nace de este resultado del estudio y, por lo tanto, asocia la D-Manosa con un agente alcalinizante urinario para una acción de fortalecimiento contra las bacterias y un efecto calmante sobre la sintomatología dolorosa.

3 comentarios sobre “El pH de la orina: ¿es necesario acidificar o alcalinizar?

  1. Hola! Mi nombre es Lucía y tengo 17 años. Desde hace 4 años padezco de cistitis mínimo dos episodios al año y estos dos últimos años, cuando mi actividad sexual ha aumentado ha sido totalmente insoportable. Infecciones de orina el 80% de las veces que mantenía relaciones y casi después de la infección venían las candidiasis. Me recetaban antibióticos y después crema en émbolos (cloritomazol-ginecanesmed), más ovulos para evitar las infecciones vaginales y restablecer mi ph vaginal que los antibióticos destrozaban.
    Vivo y he vivido a base de paracetamol e ibuprofeno cada 6 horas y en los momentos de más dolor en las cistitis, tomaba agua con bicarbonato y era remedio de santo para poder hacer vida normal. Actualmente en dos semanas he cogido dos infecciones de orina casi seguidas por el uso de un lubricante (creo) ya que las veces que no lo he usado y he ido seguidamente al baño no me ha pasado nada. No sé hasta qué punto me beneficia el agua con bicarbonato pero resulta analgésico para mí. A parte, tomo pastillas de arándono rojo. En este momento sigo con la cistitis NO INFECCIOSA, y tengo cita en el médico el miércoles para un análisis.
    Necesito vuestras recomendaciones y consejos para al menos eliminar el dolor mientras estoy en época de pruebas y exámenes.
    Ha destrozado mi estado de ánimo, mi rutina y mi vida normal. Me paso horas y horas llorando metida en el baño porque es el unico sitio donde estoy tranquila y reconfortada por el calor.

    1. Muchas gracias por tu comentario. Lamentamos mucho saber que estás pasando por todo esto y esperamos que la info del blog pueda ayudarte en algo.
      La cistitis bacteriana recurrente (aunque ahora mismo tengas cultivos negativos), en la mayoría de los casos se debe a la presencia de un biofilm, un depósito de células bacterianas que, de vez en cuando, se abre y libera células responsables de los episodios agudos. La única sustancia capaz de disgregar este biofilm es la N-acetilcisteina que debe de asociarse a D-Manosa (conoces ya este maravilloso azucar?) y Lactoferrina: http://lacistitis.es/la-biopelicula-bacteriana/ (nuestras defensas y el antibiótico no pueden con ello y, como ya sabemos, algunos tratamientos a largo plazo tienen muchas limitaciones y efectos segundarios: http://lacistitis.es/antibiotico-y-cistitis-solucion-efectiva/). Probablemente esta recurrencia, la presencia bacteriana y los tratamientos repetidos habrán causado también una inflamación de los tejidos (de allì la fuerte sintomatología) -> https://lacistitis.es/cistitis-sin-bacterias/
      Tratandose en tu caso de cistitis post coital, te invitamos a leer esta entrada detenidamente: http://lacistitis.es/cistitis-post-coital/ y a evaluar el uso de un buen lubricante natural como Ausilium crema para evitar la creacción de microlesiones, calmar e hidratar y, gracias a la D-Manosa, construir una primera barrera contra la subida de las bacterias de la vagina a la vejiga: https://lacistitis.es/una-crema-vaginal-magica-contra-la-cistitis/ asociada a una ingesta de D-Manosa orosoluble justo después del coito. Además, sería muy importante entender bien de donde vienen las bacterias (de la pareja sexual, de un intestino perezoso, del ambiente externo o del ambiente vaginal – probable en tu caso considerado que describes una alteración del pH vaginal y episodios de Candidiasis) -> https://lacistitis.es/cistitis-la-busqueda-de-los-culpables/
      Entendemos perfectamente que una ingesta de bicarbonato (alcalinizante del pH orinario) pueda aliviarte todavía sería indicado no exagerar con su ingesta (¡atención al sodio!) y limitarse a su uso en caso de episodios esporádicos (en el mercado existen otros principios activos que pueden realizar la misma función como por ejemplo, los de la línea Ausilium). También te recuerdamos que si por un lado intentas alcalinizar el pH de tu orina con el bicarbonato, no tiene sentido tomar arándano que hace el juego contrario, es decir, acidifica y su uso no se recomienda en caso de cistitis. Sabemos que hay mucho para leer y pensar y esperamos tus comentarios en caso de dudas. También te recordamos que estamos disponibles en caso de que quieras «traducir» esta información en consejos prácticos y productos específicos.

Deja un comentario