D-Manosa: bacterias sensibles

Spread the love

La eficacia de la D-Manosa depende del tipo de bacteria responsable de la infección. Efectivamente, no todas las lectinas bacterianas son sensibles a la acción de este azúcar.

germ-158107_1280

Las lectinas sensibles a la D-Manosa son las de tipo 1 y son de 2 clases:
  • de alta afinidad con la D-Manosa (M1H) el 70% de las encontradas en la orina son de tipo M1H
  • de baja afinidad (M1L). El 80% de los E.Coli aislados en el intestino tienen lectinas de tipo M1L

Esto demuestra que los E.Coli tienen una elevada capacidad de mutar, transformándose de bacteria saprófita (bacterias que conviven en el cuerpo humano sin crear daños) en bacterias patógenas (capaces de provocar una patología). Las bacterias que poseen este tipo de lectinas sensibles a la D-Manosa, además del E.Coli, son: Klebsiella, Shigella y Salmonella.

Además existen bacterias desprovistas de lectinas. Lógicamente la D-Manosa no sirve para eliminar este tipo de bacterias, aunque esto no debe preocuparnos. Las bacterias sin lectinas no son capaces de adherirse a los mastocitos (células inmunitarias responsables de la activación del proceso inflamatorio) y por tanto, no pueden provocar ni una inflamación, ni dolor, ni daños. De hecho, es frecuente que durante la toma de D-Manosa tengamos la orina turbia, maloliente, y llena de nitritos (signo de presencia bacteriana) y orino-cultivos positivos pero sin Leucocitos (índice de inflamación) y por tanto, sin sufrir síntomas significativos. Esta bacteriuria no se trata porque no solo es inocua, sino que además nos protege. La presencia de estas bacterias quita espacio vital y sustancias nutritivas a las agresivas, impidiendoles colonizar la vejiga.  

microscope-275984_1920

Existen lectinas de tipo P, insensibles a la D-Manosa. Estas bacterias se unen a otros elementos presentes en el tejido urinario. Este tipo de bacterias suelen provocar pielonefritis, probablemente porque son también insensibles a la acción defensiva de lgA y proteínas de Tamm Horsfall.

Resumiendo, la D-Manosa es eficaz contra la Escherichia coli (responsable del 80% de las infecciones urinarias), Klebsiella, Shigella y la Salmonella, ya que poseen lectinas de tipo 1.

Ausilium, gracias a la acción antibacteriana de amplio espectro de la Morinda citrifolia, parece ser eficaz en una gama más amplia de patógenos. Las mujeres que lo han utilizado confirman su eficacia incluso en cistitis provocadas por: Enterococcus, Staphylococcus, Proteus, Etreptococcus, Enterobacter.

19 comentarios sobre “D-Manosa: bacterias sensibles

  1. Hola, soy Luz.

    No sé si mi problema tiene algo que ver con la cistitis, pero al menos no se manifiesta como tal.
    Es rara la vez que en mis análisis de orina no aparece una infección, y siempre con una bacteria distinta. Hace varios meses fue la Enterobacter Cloacae (me la trataron con antibiótico), y ahora ha aparecido la Proteus Mirabilis. Los síntomas siempre son los mismos. Malestar en la parte baja del vientre y mucho cansancio en las piernas.

    Estoy tomando 2 cápsulas de arándano al día y desde hace una semana, empecé también con d-Manosa. Creo que no he mejorado mucho, por eso me pongo en contacto contigo.

    No sé qué hacer. Ir al médico es siempre lo mismo, pastillas y más pastillas, y por otra parte, nadie me dice por qué siempre tengo infección de orina y cómo tendría que actuar.

    Puedes tú aconsejarme???
    Te lo agradecería mucho.

    Un saludo.

    1. Absolutamente si, se sabe que la D manosa actúa sobre todas las bacterias que poseen lectinas, «patitas». Las bacterias se sienten atraídas por la D-manosa, está se liga a sus lectinas, impidiendo así que se adhieran al tejido vesical. Luego estas bacterias que quedan libres, que no logran fijarse a las paredes de la vejiga son eliminadas a través de la orina. Es por eso que te puedo confirmar que funciona perfectamente en este tipo de uretritis.
      Gracias por leer mi blog!

        1. Hola Juli, “estoy embarazada y supe que las bacterias gustan de comer la placenta” esta afirmación es totalmente FALSA! “podrá tomarse simultáneamente con probióticos (de 50,000)”, te refieres a la D-Manosa? “con probióticos (de 50,000)”, te refieres a los Lactobacilos? Un saludo y enhorabuena!

    1. Hola, gracias por la pregunta, me he documentado un poco, por eso me he tomado un tiempo en responderte.
      En cuanto a la Clamidia, puedo decir que el d-manosa no funciona. Si bien es una bacteria, no posee lectinas («patitas»), que son las que se adhieren al d- manosa permitiendo así su posterior expulsión.
      En el caso del Papiloma tampoco, ya que es un virus y posee otro mecanismo, entrando en la célula y utilizando su ADN, nivel al que la d-manosa no llega.
      Visto que éstas dos patologías pueden llevar a grandes riesgos en el caso de la mujer, es aconsejable siempre llevar a cabo los análisis y el tratamiento adecuado.

      Sin embargo la D-manosa es efectiva ante el Mycoplasma.
      En este caso hay que distinguir la infección en el hombre de la infección en la mujer. En el caso del hombre , permanece a nivel urinario (cistitis, uretritis y en el caso de su permanencia en el tiempo se puede llegar a instalar una prostatitis). De todas formas en el hombre la d-manosa se asume siempre por via oral para que llegue a la vejiga.
      En la mujer sin embargo, se suelen encontrar tanto a nivel vesical como genital. Es importante antes que nada, hacer un exudado vaginal como una urinocultura para saber dónde esta la infección. Una vez que que se comienza a tratar una, debemos paralelamente tratar la otra.
      Los expertos recomiendan tomar contemporáneamente d- manosa por vía oral, para la problemática de la vejiga y un lavaje para la infección vaginal.
      En ambos casos, hombre y mujer es siempre aconsejable asociar d-manosa con N-acetilcisteina ya que el Mycoplasma es un microorganismo que produce mas fácilmente el biofilm
      Espero haber sido de ayuda, gracias por escribirme 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.