D-Manosa… ¡mi amor!

Spread the love

La personas que me conocen seguramente sabrán que soy muy faaaaan de la D-Manosa que es, en mi humilde opinión, como “ex sufridora de cistitis”, la molécula que es necesario tener en nuestra “farmacia” doméstica para deshacernos de la cistitis de una vez por todas. Para l@s nuev@s, volveré a compartir mi historia y a explicar porque me encanta la D-Manosa.

He vivido 10 largos años de cistitis recurrente (y todo lo demás) sin poder encontrar una solución ni con mi médico de cabecera ni con las docenas de urólogos que he podido consultar. Yo misma estoy en el campo paramédico y, más allá de la «discapacidad» que me hizo experimentar la enfermedad, me sorprendió mi falta de educación y mi falta de conocimiento en el asunto, incluso a nivel profesional.

En 2011, me mudé a Italia para vivir con mi amor (que desde entonces se convirtió en mi esposo). ¡Cambio de vida y de médico también! Por lo tanto, frente a mi primera cistitis fui a ver a este médico con todos los resultados de mis pruebas anteriores y una lista interminable de resistencia para «mis» gérmenes.

Y allí tuve mucha suerte. El médico me dijo «Señora ¡no voy a recetarle un antibiótico a ciegas sin saber si tiene cistitis bacteriana o no!«. Era la primera vez en 10 años que escuchaba esto. Y puedo deciros que después de haber realizado ciclos de antibióticos en profilaxis, exámenes dolorosos y molestos, horas de espera en el urólogo para obtener una “simple” receta para un antibiótico en la mano, esta frase me hizo sentir bien! Bueno, en ese mismo momento tenía dolor y habría vendido a mi madre por un Monu***. Así que salí de la consulta con una receta para un análisis completo de orina y D-Manosa.

¿D-qué? ¡No sabía de que me hablaba! Tenía dolor y eso era lo único que tenía mientras esperaba los resultados del laboratorio. Lo encontré fácilmente en la primera farmacia.

Al tomarlo sentí como «aliviar» mis dolores; es difícil de explicar, fue como ponerme crema en la vejiga (los que sufren lo mismo probablemente lo entenderán). En cualquier caso, pude aguantar las 24 horas necesarias para los resultados del ECBU (examen citobacteriológico de la orina) que ya era una victoria sin precedentes para mí.

Probé varias marcas de D-Manosa al comienzo de este «descubrimiento». Aquí en Italia, es una sustancia muy conocida en farmacias y parafarmacias así que tuve muchas elecciones. Fue bastante exitoso para mí reducir la carga bacteriana y, por lo tanto, la mayoria del dolor, pero la incomodidad, la frecuencia y la urgencia seguían. Pero con Ausilium 20 Plus que compré al azar note una gran diferencia. Este producto y la marca Deakos se han convertido en mis favoritos.

Con la ayuda de este médico, su paciencia, su habilidad para escuchar y sus explicaciones, pude resolver mi problema en un año; sin antibióticos y con el mínimo de medicamentos, solo con complementos alimenticios con D-Manosa y pequeños cambios en mis hábitos (dieta, higiene personal, ropa, etc.) y para siempre.

Para l@s escéptic@s que van a pensar que simplemente tuve demasiada suerte, la D-Manosa no es otra molécula mágica que o «funciona» o «no funciona según las persona”. ¡Es un ingrediente activo, lo que significa que su acción está científicamente probada, probada, probada, probada y demostrada! Por lo tanto, tomar D-Manosa es una garantía para deshacerse de las bacterias patógenas:

  • sin efectos secundarios, es una sustancia natural (adiós micosis)
  • sin riesgo de sobredosis
  • sin interacción con otros medicamentos
  • sin riesgo de adicción
  • sin desarrollo de resistencias para las bacterias patógenas
  • no aumenta la inflamación (¡todo lo contrario!)
  • compatible con embarazo, lactancia, diabetes, hipertensión, enfermedad celíaca, toma de anticoagulantes, etc.
  • efecto en casi todas las bacterias patógenas responsables de la infección del tracto urinario (E. coli, Klebsiella, todos los Enterococos, Estafilococos, Proteus, etc.)

Todavía no es una varita mágica 🙂 Descubre más aquí

2 comentarios sobre “D-Manosa… ¡mi amor!

  1. Buenos días. Ante todo agradecer este espacio y toda la información que compartís, me está ayudando mucho. Les cuento mi caso, ojalá puedan echarme una mano: soy una mujer de 35 años que desde pequeña he sufrido de cistitis a menudo, normalmente tratada con antibióticos. Hace unos 6 años sufrí varios episodios seguidos de cistitis bacteriana en un periodo corto de tiempo, que primeramente se trataron con antibiótico y más adelante con arándanos (Cysticlean 240mg PAC). Me fue bien y desde entonces, con este producto, he podido mantener a raya las infecciones cada vez que sentía alguna molestia. Sin embargo, hace cinco meses comencé a sentir de nuevo constantes ganas de orinar y escozor fuerte en la zona, con orina algo turbia y olor fuerte. Empecé tomando Cysticlean pero no mejoraba, y me recetaron una toma de Fosfomicina que no hizo nada. Me hicieron un urocultivo que salió negativo y mi médico me aconsejó seguir con Cysticlean dos veces al día. Como no sentía mejoría, al de aproximadamente dos meses acudí a un urólogo que me recomendó Cistiseid, con 2000 mg de D-manosa, extracto seco de arándano, fermentos lácticos vivos, vitamina C y vitamina D. Llevo unos dos meses tomándolo y no noto que esto avance. Hay días que estoy mejor pero luego vuelvo a empeorar y vuelta a empezar. Hace un mes me hicieron otro urocultivo que volvió a salir negativo. Me han hecho una ecografía y dicen que todo parece correcto. Mi uróloga cree que simplemente es una inflamación e irritación de la zona, así que me recomendó seguir con Cistiseid y no tomar café, alcohol, bebidas gaseosas, edulcorantes, picantes, tabaco, etc. y así lo hago, pero la sensación continua de necesitar ir al baño y el escozor siguen ahí y no noto cambios. Al leer varios artículos que compartís, me pregunto si no será el arándano que más que ayudarme, me irrita. ¿Me aconsejan probar con algún otro suplemento en lugar de Cistiseid? Muchísimas gracias de antemano.

    1. Hola y muchas gracias por tu mensaje. Por lo que podemos entender, se trata de cistitis bacteriana recurrente cuyo factor predisponente y precipitante queda por ser investigado (relaciones sexuales, intestino caprichoso, etc.). Te recuerdo que la cistitis es una patología mulifactorial cuyo manejo eficaz debería ser llevado a cabo actuando de manera multifocal. En un caso como este, no se puede descartar la probable presencia de un biofilm bacteriano, causa de esta recurrencia que se debería disgregar con una asociación de N-acetilcisteina, D-Manosa y Lactoferrina, por ejemplo Ausilium Nac y Ausilium 20 Plus: https://deakos.es/kitdettaglio.php?tid=121&kit=1 Lo que dices acerca de la acidificación del pH urinario es cierto. Durante los episodios de cistitis, las bacterias se adhieren a la pared vesical, causando una irritación del estrato superior de la mucosa vesical parcialmente responsable de la sintomatología dolorosa que acompaña a la cistitis. Esta irritación se convierte rápidamente en una inflamación del tejido y es aún más grave en caso de cistitis recidivante. En este contexto, resulta poco razonable usar una sustancia como el arándano rojo que acidifica el pH urinario contribuyendo a mantener el estado inflamatorio del urotelio. Nuestra sugerencia entonces es escoger un producto con D-Manosa completo sin acidificantes paralelamente a una dieta alcalina: https://lacistitis.es/24565-2/ 🙂

Deja un comentario