El ácido fólico, sus beneficios, el riesgo de su deficiencia y mucho más

Spread the love

Los beneficios del ácido fólico

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es la forma sintética de folato, una vitamina soluble en agua también conocida como vitamina B9.

Dado que el ácido fólico es diferente del folato natural, debe convertirse en una forma activa, la vitamina B9, también conocida como 5-MTHF, antes de que el cuerpo pueda usarla.

Este es un proceso en cuatro pasos y requiere varias enzimas, incluida una llamada MTHFR. Algunas personas tienen mutaciones genéticas que hacen que sus enzimas MTHFR sean menos efectivas para convertir el ácido fólico en 5-MTHF.

Las fuentes alimenticias naturales de folato incluyen hígado, legumbres y vegetales verdes. El folato se añade frecuentemente a los suplementos y productos de cereales refinados, como el pan y los cereales, especialmente en algunos países.

¿Por qué se utiliza?

El ácido fólico es necesario para el correcto desarrollo embrionario. Está involucrado en la producción de material genético, llamado ADN, y en muchas otras funciones corporales.

El ácido fólico se usa para prevenir y tratar los niveles bajos de folato (folatos), así como sus consecuencias, incluida la anemia y la incapacidad del intestino para absorber adecuadamente ciertos nutrientes. El ácido fólico también se usa para otras afecciones comúnmente asociadas con la deficiencia de folato, incluida la colitis ulcerosa, las enfermedades crónicas, las enfermedades hepáticas, el alcoholismo y la diálisis renal.

Los niveles adecuados de vitamina B9 se han relacionado con varios beneficios para la salud que incluyen:

• prevención de defectos del tubo neural en el recién nacido

Las mujeres en edad fértil deben tomar ácido fólico para prevenir abortos espontáneos y «defectos del tubo neural» (defectos de nacimiento como la espina bífida que se producen cuando la columna vertebral y la parte posterior del feto no se cierran durante el desarrollo). De hecho, los niveles bajos de folato durante las primeras semanas de embarazo se han relacionado con defectos del tubo neural en los recién nacidos como malformaciones del cerebro, de la columna vertebral y/o de la médula espinal. En contraste, los hijos de mujeres que complementan su dieta con folatos antes y durante el embarazo nacen con porcentajes significativamente más bajos de estos defectos.

Dado que hasta el 90% de las mujeres no tienen niveles adecuados de folato para la máxima protección contra los defectos del tubo neural, se recomienda que todas las mujeres en edad fértil tomen al menos 400 mcg de folato suplementario al día.

• prevención del cáncer

La alta ingesta de ácido fólico puede proteger contra algunos tipos de cáncer, incluidos los de mama, intestino, pulmón, páncreas y cuello uterino.

Esto es probablemente debido al papel del folato en la expresión génica.

Los niveles bajos de folato también contribuyen a la formación de ADN inestable y fácilmente destructible que puede aumentar el riesgo de cáncer.

• reducción de los niveles de homocisteína

La ingesta adecuada de folato ayuda a reducir los niveles de homocisteína, una molécula inflamatoria relacionada con el desarrollo de enfermedades del corazón.

El folato ayuda a reducir los niveles de homocisteína al convertirlo en metionina, un aminoácido útil en la síntesis de proteínas.

Sin suficiente folato, esta conversión disminuye y los niveles de homocisteína superan los rangos fisiológicos.

Signos y síntomas de deficiencia de folato

Las personas con enfermedades inflamatorias del intestino, enfermedades crónicas como la endometriosis, los fumadores o las personas que consuman un exceso de alcohol tienen más probabilidades de tener una deficiencia de folato.

Los signos y síntomas de la deficiencia de folato incluyen:

• altos niveles de homocisteína en la sangre
• anemia megaloblástica, un tipo de anemia con glóbulos rojos agrandados
• cansancio
• debilidad
• irritabilidad
• falta de aliento

La deficiencia de folato se puede evaluar midiendo la cantidad de folato almacenada en los glóbulos rojos o circulando en la sangre.

El ácido fólico también se usa para prevenir enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Se utiliza para contrarrestar la pérdida de memoria, la enfermedad de Alzheimer, la pérdida de audición relacionada con la edad, la degeneración macular relacionada con la edad (DME) y los signos de envejecimiento en general.

La osteoporosis, el síndrome de piernas inquietas, los problemas de sueño, la depresión, el dolor muscular, el vitiligo y una enfermedad hereditaria llamada síndrome X frágil pueden contrarrestarse tomando ácido fólico.

El ácido fólico también se usa para reducir los efectos secundarios de ciertos medicamentos.

¿Cuál es la dosis recomendada?

El adulto promedio necesita entre 200 y 400 mcg de equivalentes de folato en la dieta por día.

Para prevenir los defectos del tubo neural, las mujeres en edad fértil deben tomar 400 mcg de ácido fólico al día.

Se recomienda a las mujeres embarazadas tomar 600 mcg por día.

Las mujeres con un embarazo previo complicado por defectos del tubo neural deben tomar 4 mg al día ya un mes antes de la concepción y continuar durante 3 meses durante el embarazo.

Para reducir el riesgo de cáncer de colon se recomiendan 400 mcg al día.

Para el tratamiento de niveles altos de homocisteína en la sangre, se utilizaron 200 mcg a 15 mg al día aunque las dosis diarias de 800 mcg a 1 mg parecen ser las más efectivas.

Se utilizaron 200-500 mcg al día para mejorar la respuesta a los medicamentos para la depresión.

Nuestra genética afecta la velocidad con la que se lleva a cabo la conversión del ácido fólico a 5-MTHF por lo que este tema es de gran interés en la investigación nutricional.

Efectos secundarios y precauciones

El ácido fólico puede no ser adecuado para personas con mutaciones genéticas de MTHFR. Esto puede llevar a una acumulación de ácido fólico en la sangre que se ha relacionado con resultados negativos para la salud en algunas personas, incluida la falta de inmunidad, la reducción de la función cerebral y el aumento del crecimiento de tumores preexistentes. En las personas con tumores preexistentes o tumores, existe cierta evidencia de que una ingesta alta de folato puede promover el crecimiento del tumor. El exceso de ácido fólico también puede enmascarar una deficiencia de vitamina B12 si los niveles no se controlan antes de la integración.

Fuente:

Biomarkers of Nutrition for Development—Folate Review
The effect of folate fortification of cereal-grain products on blood folate status, dietary folate intake, and dietary folate sources among adult non-supplement users in the United States

Dose-dependent effects of folic acid on blood concentrations of homocysteine: a meta-analysis of the randomized trials

Matrona Sara Furno

Deja un comentario