Endometriosis y enfoques naturales

Spread the love

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria crónica poco conocida. A menudo, las pacientes que padecen esta patología deben emprender un viaje que combina la gestión médica con enfoques naturales que este artículo pretende detallar.

1. Complementos alimenticios

El uso y consumo de complementos alimenticios es tanto una «moda» como una necesidad; tanto más en caso de problemas crónicos cuando la medicina moderna no proporciona respuestas globales o para apoyar a las terapias estándar propuestas y potenciar sus beneficios.

En todos los casos, el uso de complementos alimenticios (aunque sin receta), nunca es inocuo y debe realizarse bajo la supervisión y las recomendaciones de un profesional de la salud capaz de evaluar la relevancia y el interés del (de los) complemento(s) para el sujeto (por lo tanto, teniendo en cuenta también su historial médico, sus antecedentes, sus terapias actuales, etc.).

Más precisamente cuando hablamos de suplementación en caso de endometriosis, es bueno recordar que «less is more» -> menos es más, es decir, el mucho es enemigo del bueno por lo cual la elección debería ser justa y necesaria.

Con esto en mente, aquí encontraréis algunas recomendaciones para elegir los ingredientes activos útiles y adecuados ya que parecen tener efectos positivos contra la endometriosis:

Omega 3 y Omega 6

Son ácidos grasos poliinsaturados esenciales útiles para el buen funcionamiento de todos los tejidos y el desarrollo del cerebro. Estas grasas no pueden ser sintetizadas por nuestro cuerpo, por lo tanto, deben ser proporcionadas por una dieta equilibrada que se puede suplementar con complementos.

Quercetina

Es una sustancia antioxidante perteneciente a la familia de los flavonoides, presente en varias plantas y semillas.

Tiene una acción antioxidante y antiinflamatoria, inhibe la secreción de histamina, triptasa e interleucinas por los mastocitos (mediadores químicos de la inflamación).

A menudo se usa para luchar contra el envejecimiento celular causado por los radicales libres, lo que implica beneficios generales para la salud, así como en caso de endometriosis en particular. De hecho, en un estudio reciente realizado in vivo e in vitro, se observó una reducción en las lesiones endometrióticas en ratones.1,2,3

Bromelina

Este ingrediente activo tiene un efecto antiinflamatorio y antiedema comprobado así como de reducción en los niveles de prostaglandinas.4

Rhodiola y scutellaria

Modularán la transmisión neurológica del dolor al actuar sobre ciertos mediadores cerebrales.

Ácido alfa lipoico

También conocido como ácido tióctico, es uno de los ácidos grasos naturales antioxidantes más potentes. Neutraliza la acción de los radicales libres que no son más que moléculas de oxígeno libre que pueden dañar las células.

Su uso mejora las condiciones fisiológicas de diversas enfermedades causadas por el estrés oxidativo como la endometriosis.5,6

N-acetilcisteína (más simplemente llamado NAC)

Durante décadas, este ingrediente activo ha sido subestimado a pesar de sus increíbles propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antienvejecimiento celulares. De hecho, los investigadores comenzaron a interesarse en él cuando se dieron cuenta de su capacidad para regenerar el glutatión, uno de los antioxidantes naturales más poderosos de nuestro cuerpo. Por lo tanto, más allá de ser un «simple mucolítico”, NAC ha sido revalorizado por su eficacia antiinflamatoria.

Este ingrediente activo se menciona a menudo en el blog como disgregante de biofilms patógenos, pero una de sus actividades beneficiosas esenciales es la capacidad de modular la respuesta a los mensajeros de la inflamación. En pocas palabras, N-acetilcisteína ayuda a nuestros genes a responder adecuadamente a las moléculas proinflamatorias. Por ello es útil en casos de artritis reumatoide y otras enfermedades inflamatorias crónicas.

Se han obtenido excelentes resultados en un estudio reciente en pacientes con endometriosis: los investigadores observaron una reducción en el tamaño de los quistes endometrióticos y en el dolor al tomar NAC durante 3 meses hasta el punto que una porción de la muestra examinada canceló la laparoscopía planificada7.

2. Técnicas de relajación

El componente psicológico y emocional es, sin duda, parte de la enfermedad, por lo que no debe pasarse por alto.

Existen evidencias científicas que respaldan el efecto beneficioso de la acupuntura y de la fitoterapia para controlar el dolor, el estrés y las emociones y así mejorar la calidad de vida de las mujeres con endometriosis.

Pero también es posible trabajar en estos aspectos con técnicas de relajación:

– pilates (¡a evitar en caso de contractura pélvica!)

– meditación

– yoga

coherencia cardíaca

– y otros innumerables métodos que se elegirán de acuerdo con el perfil, el tiempo disponible, la disponibilidad de profesionales y, desafortunadamente, el presupuesto

Bibliografía

1. Quercetin inhibits proliferation of endometriosis regulating cyclin D1 and its target microRNAs in vitro and in vivo. Park S, et al, 2019

2. Preliminary study of quercetin affecting the hypothalamic – pituitary – gonadal axis on rat endometriosis model. Cao Y, Zhuang MF, Yang Y, Xie SW, Cui JG, Cao L, Zhang TT, Zhu Y. 2014

3. Inhibition effect and mechanisms of quercetin on surgically induced endometriosis. Zhang X1, Wang X, Wang HJ, Yang Q, Qie MR. 2009

4. Placebo-controlled randomized clinical trial on the immunomodulating activities of low- and high-dose bromelain after oral administration – new evidence on the antiinflammatory mode of action of bromelain. Müller S1, et al, 20135. Alpha lipoic acid in obstetrics and gynecology. Tucci C, Di Feliciantonio M, Vena F, Capone C, Schiavi MC, Pietrangeli D, Muzii L, Benedetti Panici P. 2018

5. Alpha lipoic acid in obstetrics and gynecology. Tucci C, Di Feliciantonio M, Vena F, Capone C, Schiavi MC, Pietrangeli D, Muzii L, Benedetti Panici P. 2018
6. Alpha-lipoic acid as a dietary supplement: molecular mechanisms and therapeutic potential. Shay KP, Moreau RF, Smith EJ, Smith AR, Hagen TM. 2009

6. Alpha-lipoic acid as a dietary supplement: molecular mechanisms and therapeutic potential. Shay KP, Moreau RF, Smith EJ, Smith AR, Hagen TM. 2009

7. A Promise in the Treatment of Endometriosis: An Observational Cohort Study on Ovarian Endometrioma Reduction by N-Acetylcysteine. Maria Grazia Porpora,Roberto Brunelli, Graziella Costa,Ludovica Imperiale, Ewa K. Krasnowska, Thomas Lundeberg, Italo Nofroni, Maria Grazia Piccioni,Eugenia Pittaluga, Adele Ticino, Tiziana Parasassi 

Un comentario sobre “Endometriosis y enfoques naturales

  1. La endometriosis es una patología que se manifiesta en forma de tejido endometrial ectópico (fuera del sitio porque prolifera fuera de la cavidad uterina) llamado lesión endometriósica que puede desarrollarse en toda la cavidad pélvica (y en algunos casos fuera de ella). La endometriosis no necesariamente evoluciona linealmente a lo largo de la vida, hay posibles períodos de recaída y latencia.
    Sin embargo, es un trastorno que depende de las hormonas y, por lo tanto, de la proliferación de tejidos que existe durante todo el período fértil de la mujer (desde la pubertad hasta la menopausia), pero puede pasar completamente desapercibida durante muchos años. También debe señalarse aquí que ciertas formas de endometriosis (incluso las graves) no tienen manifestaciones «típicas» y, por lo tanto, pueden permanecer ignoradas.
    Después de la menopausia, las lesiones endometrióticas, las adherencias y los cambios en la anatomía pélvica que han surgido permanecen (aunque la proliferación cesa en ausencia de estímulos hormonales) y, por lo tanto, pueden continuar causando trastornos funcionales e inflamatorios, como, por ejemplo, manifestaciones de SII, cistitis bacteriana y abacteriana y contractura pélvica.
    La principal dificultad para gestionar esta enfermedad es el diagnóstico, que a menudo es tardío y el manejo adecuado, que aún es difícil de obtener debido a la falta de capacitación e información para los pacientes y la profesión médica. Más aún si el diagnóstico ocurre después de la menopausia, un período durante el cual las terapias hormonales que generalmente se ofrecen a las mujeres fértiles para retrasar el progreso de la patología al bloquear los estímulos hormonales, ya no son posibles (porque ya no es necesario bloquear el ciclo) y, por lo tanto, será apropiado evaluar opciones más naturales para actuar contra los trastornos derivados de la patología o, en ciertos casos graves, la cirugía.

Deja una respuesta