Endometriosis y medicina tradicional china

Spread the love

Noemi Akerman, especialista en Medicina Tradicional China, nos habla de la aproximación a la endometriosis según esta especialidad.

Hola, me llamo Noemi Akerman. Estoy titulada por la Academia de Ciencias médicas de Beijing y tengo consulta en Vigo y Pontevedra, España. 

Agradezco la oportunidad de partecipar en este evento dedicado a la endometriosis y todo lo que comporta e implica.

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria que cursa cuando el tejido del endometrio sale fuera de la cavidad endometrial (hasta fuera de la zona ginecológica afectando a otros órganos como, por ejemplo, la vejiga, etc.). Esto puede causar menstruaciones dolorososas y abundantes e incluso dolor en las relaciones sexuales, puediendo resultar muy incapacitante para algunas mujeres.

La menstruación no debe doler. Si duele, tenemos que acudir a un especialista porque algo está ocurriendo.

Por lo tanto, cómo podemos manejar la endometriosis desde la Medicina Traicional China?

Durante años hemos utilizado estas técnicas para tratar desajustes gastrointestinales, neurológicos o de sistema musculo-esquelético pero tambièn para el insomnio, el estrés o para problemas de fertilidad que precisamente están relacionados con la patología de la que estamos hablando.

Aunque la acupuntura sea la técnica más conocida en Medicina Tradicional China, yo recomiendo empezar tomando un preparado de fitoterapia. Se trata de un compuesto de plantas y minerales naturales que vamos a tomar por vía oral con una formula completamente personalizada según las características del individuo y que nos va a apoyar para reducir los síntomas y para que la enfermedad no prolifere.

Tengo que destacar que en consulta nunca existe un protocolo estándar. Tenemos en cuentas las características individuales, las pruebas médicas aportadas además de la exploración durante la consulta (por ejemplo, cogemos el pulso a través de la arteria radial para saber como está el estado interno del organismo).

También se puede apoyar este abordaje fitoterapico con sesiones de acupuntura. En este caso se trata de la inserción de agujas muy finas en algunas zonas del cuerpo que activan el sistema nervioso y así se liberan endorfinas y encefalinas, reduciendo el dolor.

También se ha demostrado que la acupuntura produce una vasodilatación por lo tanto, regula el flujo sanguíneo entre la zona ginecológica.

Además podemos hacer moxibustión. Se trata de la combustión de plantas de artemisa en algunos puntos del cuerpo para provocar calor interno y por lo tanto reducir aún más el dolor.

Por supuesto estas técnicas son totalmente seguras, minimamente invasivasy totalmente complementarias con otros tratamientos.

La Medicina Tradicional China también tiene en cuenta los hábitos de vida de la persona por lo tanto, vamos a incidir principalmente en su alimentación.

Hay que saber que algunos alimentos producen inflamación en el organismo. Por ejemplo se ha demostrado que los aceites vegetales refinados desequilibran el ratio de omega 3 y omega 6 y provocan una respuesta inflamatoria del organismo.

Tampoco recomiendo el uso de azucares añadidos, edulcorantes, alcohol, cafeína o las harinas refinadas. Es importante entonces mantener una dieta rica en legumbres, vegetales, fruta y verduras y también se pueden utilizar algunas especias antiinflamatorias como la cúrcuma o el jengibre.

Por ultimo hay que decir que se trata de una medicina integrativa y complementaria por lo que podemos seguir el tratamiento y el consejo médico y por supuesto las revisiones anuales ginecológicas.

Si sumamos fuerzas tendremos más herramientas todavía para tratar a la persona con éxito y que mejore su calidad de vida.

Muchas gracias por escucharme. Si queréis saber más sobre la Medicina Tradicional China podéis seguirme en Facebook y/o en Instagram.

Deja un comentario