Respuesta a: cistitis y candida

#27150
LaCistitis.es
Superadministrador

Hola y gracias por tu mensaje!

En tu caso nos enfrentamos a un problema multifactorial afortunadamente no oculto.
Primero, te recomiendo hablarlo con el médico (yo no lo soy) para volver a evaluar la oportunidad de actuar contra el hipotiroidismo y la hipoglucemia.

Tu situación es típica del círculo vicioso que existe entre cistitis -> antibiótico -> micosis -> antifúngico -> disbiosis -> cistitis asì que la primera medida que hay que tomar es la reducción drástica de las terapias convencionales con una toma limitada a las situaciones de necesidad absoluta. A este respecto, hay que tomar en cuenta que tuviste ya una pielonefritis que te clasifica como “sujeto a riesgo”, por lo tanto, la ingesta de antibiótico en caso de episodio bacteriano no deberìa ser olvidada.

En cuanto a la situación intestinal, se trata probablemente de la consecuencia de los varios efectos segundarios de todas las terapias antibióticas de los últimos años que han perjudicado el equilibrio del microbiota provocando también una profunda alteración de la integridad de la mucosa intestinal. De ahí, se ha creado una situación de:

– disbiosis intestinal con probable proliferación excesiva de las levaduras (candidiasis) y una reducción de las funciones digestivas fisiologicas aseguradas por el microbiota sano (trastorno digestivo e intolerancia a los alimentos)
– inflamación del colon con perdida de sus propiedades de “filtración” (porosidad intestinal) y entonces migración bacteriana del intestino a la vejiga acompañada probablemente por la formación de un biofilm vesical

En cuanto a la situación vaginal (aunque no hables mucho de ello en tu mensaje), es muy probable que estas micosis que refieres se deban a una casi puesta a cero de la flora “buena” (debido a los antibióticos) y entonces a una profunda disbiosis vaginal que permite a los patogenos oportunistas, la posibilidad de desarrollarse y conquistar los órganos màs cercanos (Ureaplasma).

En cuanto a la situación vesical, en realidad la cistitis es solo la parte superior del iceberg constituido por est cadena de trastornos, es decir, la cistitis entendida como inflamación, no es màs que la manifestación de inflamaciones generalizadas en la zona pelvica (intestino, vagina, vejiga, consecuencias de la intervención, etc.). La cistitis entendida como infección en cambio, es el resultado de migraciones bacterianas (desde el intestino y/o la vagina) que nacen de las disbiosis.

En este contexto, entenderás que una acción limitada solo hacia la vejiga resultaría limitante porque actuaría unicamente sobre la manifestación más clamorosa de una problematica más extendida, así te recomendaría de:

1) restablecer el equilibrio intestinal con:
– dieta adecuada para reducri los trastornos intestinales
– hidratación nunca inferior a 2 litros diarios para limitar las agresiones ambientales sobre la mucosa
– ingesta de glutamina para reparar la pared intestinal y limitar la migración bacteriana
– toma de probioticos asociada a prebioticos y lactoferrina para frenar el desarrollo de Candida albicans y permitir a las demás cepas comensales recuperar un nivel de colonización del intestino normal (flora equilibrada)

2) restablecer el equilibrio vaginal con:
– aplicación local de lactobacilos para ayudar el equilibrio de la flora de Doderlein
– aplicación local de lactoferrina para inhibir el desarrollo de Candida albicans
– uso de lubricación hidratante y calmante durante la relaciones y frente a cualquier situación de riesgo (verano, piscina, deporte, etc.)
– aplicación local de D-Manosa al momento de las relaciones para evitar la subida de los patogenos del perineo hacia el meato urinario

3) disolver el biofilm vesical y expulsar los patogenos liberados

4) reducir la inflamaciòn urotelial con:
– dieta adecuada
– hidrataciòn suficiente
– micciones regulares y completas
– ingesta de GAG para “reconstruir” la capa protectora de la mucosa

5) mantener una profilaxis basal constante a base de D-Manosa para neutralizar los agentes uropatogenos e impedir un episodio agudo

6) la totalidad de estas medidas tiene como objetivo principal la reducción de la toma de antibioticos y antifùngicos

En resumen, podrìa simplificarte estos consejos asì:

14 dìas con:

Ausilium Nac: 1 ampolla por la mañana y otra por la noche, sin diluir, lejos de las comidas, procurando no beber, comer, orinar durante 1 hora; orinar después de esta hora
Ausilium Forte: 1 sobre por la tarde en un vaso de agua, lejos de las comidas, procurando no beber, comer, orinar durante 1 hora; orinar después de esta hora
Ausilium Lavanda: 1 ducha vaginal a dìas alternos, en ausencia de menstruaciòn
Cistiquer: 2 comprimidos al dìa, lejos de las comidas en dos tomas distintas
Lenicand: 2 comprimidos con las comidas en dos comidas distintas
Lenicand crema: 2 aplicaciones al dìa

Fase de mantenimiento de 30 dìas con:

Ausilium forte: 2-3 medidas al dìa, en tomas separadas, en un vaso de agua, lejos de las comidas, procurando no beber, comer, orinar durante 1 hora; orinar después de esta hora
Ausilium Lavanda: 1 ducha vaginal a semana, en ausencia de menstruaciòn
Cistiquer: 2 comprimidos al dìa, lejos de las comidas en dos tomas distintas
Lenicand: 2 comprimidos con las comidas en dos comidas distintas
Deaflor: 3 comprimidos al dìa en tomas separadas a las comidas
Lenicand crema: 1 aplicaciòn al dìa

Espero que estos consejos te sean utiles y quedo a disposiciòn! 🙂