La historia de una grande luchadora

Spread the love

Hola a todas, muchas veces comento las publicaciones y trato de dar algunos consejos en base a mis conocimientos y experiencias personales.

Hoy, sin embargo, he decidido contar mi historia.

Todo comenzó hace tres años, cuando comencé a tener relaciones con mi novio actual. Ha sido mi primer novio, a partir de ahí comencé a sufrir de candida durante dos años, consultando varios ginecólogos que desafortunadamente no lograron erradicarla. Había llegado al punto de resignarme y estaba convencida de que habría tenido que convivir con ella.

Durante este tiempo tuve mi primer y leve ataque de cistitis. Inmediatamente se lo dije a mi ginecólogo y también insistí en hacerme un exudado vaginal ya que tenía flujo anomalo. Me dio un producto que no recuerdo cómo se llama con manosa, arándano y otras cosas. La manosa estaba realmente en dosis mínimas, más o menos 200. El resultado del exudado fue enterococcus faecalis que traté con óvulos de quimicetina. La candida empeoró muchisimo, después de unos meses comenzaron los ataques de cistitis y allí empezó mi terrible experiencia. Estoy hablando de hace un año, todo esto sucedió en abril del año pasado.

El verano pasado hice más de 10 exudados y cultivos de orina tratados siempre con antibióticos… me cambié de ginecólogo porque el otro me había tratado mal cuando llamé para pedir ayuda ya que estaba en crisis aguda y su producto no me funcionaba.

El ginecólogo me dio otro producto con d-manosa, diciéndome que después de terminar la caja tendría que dejar la manos. Obviamente no tenía intención de hacerlo y le hablé de Ausilium Nac preguntándole si lo podía tomar… me dijo que lo tomara durante un mes y luego otros 3 meses, 1 ampolla al día (era muy ignorante sobre los productos deakos).

Ahora sigo con ausilium nac y en junio decidí complementar con ausilium forte porque los antibióticos habían creado espasmos en mi uretra y vejiga. Desde que lo tomo estoy muy bien y no pienso parar. Además, recientemente realicé un cultivo de orina ya que siempre notaba residuos en mi orina, pensé que eran oxalatos, pero afortunadamente, si así podemos decirlo, son solo células epiteliales que estoy tratando de hacer desaparecer con cistiquer.

He tenido momentos horribles, situaciones muy difíciles incluso con mi novio que siempre ha estado cerca de mí a pesar de todo. He seguido luchando y, sobre todo, nunca he bajado la guardia.

Si no hubiera sido por mí, nunca habría descubierto los productos de Deakos.

¡Así que no debemos rendirnos!

También comencé a adoptar diferentes comportamientos para las relaciones sexuales: orinar antes y después, lavarme con un jabón íntimo delicado, usar lubricante con manosa y tomar después de la relación sexual D-mannoro que es manosa orosoluble.

Deja una respuesta