¿Podemos confiar en las tiras reactivas de orina?

Spread the love

Las tiras reactivas de orina son un medio de autoanálisis que puede utilizarse para obtener rápidamente información sobre diversos parámetros fisiológicos como:

Por este motivo, las tiras se utilizan no sólo para las infecciones del tracto urinario (ITU) sino también para controlar otros problemas como la diabetes de tipo 1, los cálculos renales, la glomerulonefritis y diversas enfermedades hepáticas.

En cuanto a su uso en urología, los dos valores más relevantes para obtener un primer diagnóstico son los que indican la presencia de leucocitos (o glóbulos blancos) y/o nitritos. Los leucocitos, que normalmente están ausentes en la orina, indican una respuesta inflamatoria en curso, mientras que una alta concentración de nitritos indica la presencia de ciertas bacterias que normalmente causan infecciones del tracto urinario como la Escherichia Coli.

La positividad de ambos parámetros (leucocitos y nitritos) y la presencia concomitante de inflamación y sobrecrecimiento bacteriano se convierte, por tanto, en un indicador de cistitis bacteriana.

Sin embargo, el uso de las tiras reactivas de orina tiene dos limitaciones importantes:

  • no es capaz de proporcionar información sobre la cepa bacteriana implicada
  • su nivel de precisión no siempre es efectivo

En apoyo de este segundo punto, hay un gran número de artículos en la literatura médica que, aunque presenten datos contradictorios sobre la especificidad de las tiras, confirman una baja sensibilidad con una alta probabilidad de obtener resultados negativos a pesar de la presencia real de infección (falsos negativos).

Estos últimos datos sólo confirman la fiabilidad de las tiras en una primera fase para buscar una primera respuesta a la sintomatología de una sospecha de infección bacteriana, pero no pueden considerarse medios de diagnóstico completos y totalmente fiables.

Por lo tanto, para llegar a un diagnóstico definitivo y preciso, es necesario recurrir a las pruebas de laboratorio, es decir, lo que conocemos como urocultivo y antibiograma.

Podemos concluir que, aunque potencialmente útiles en primera instancia, las tiras reactivas de orina sólo proporcionan una información parcial y medianamente fiable que requiere una investigación adicional con métodos de laboratorio rigurosos para asegurar un diagnóstico definitivo.

Las tiras reactivas de orina deben considerarse como una herramienta sencilla para el cribado doméstico rápido con el fin de determinar si es necesario o no, realizar una investigación adicional con un urocultivo.

Deja una respuesta