Road trip: «deshacerse de la cistitis»

Spread the love

Todas soñamos la “curación” y algunas la logran porque ¡es posible! (pero bajo ciertas condiciones como, por ejemplo, dejando de creer en las soluciones milagrosas).

Como bien dice mi tía: «mantente cerca de tus amigos pero aún más cerca de tus enemigos».

Así que echemos un vistazo a lo que sabemos:

  • sabemos qué es la cistitis
  • hemos entendido, en caso de cistitis bacteriana, cómo llegan las bacterias patógenas a la vejiga
  • hemos entendido, en caso de cistitis sin gérmenes, por qué razones los dolores y los síntomas todavía están presentes
  • sabemos que la D-Manosa es nuestra mejor amiga

Y, sobre todo, hemos dicho, re-dicho, re-re-dicho, re-re-re-dicho que para deshacerse de la cistitis (y todo lo que está relacionado con ella) de una vez hay que conocerla muy bien. En otras palabras, tenemos que haber identificado todas las causas => de dónde proviene «mi» cistitis y cuáles son los factores predisponentes y precipitantes que la causan.

Porque en todos los casos (TODOS incluso para aquellos que dicen lo contrario), de hecho hay una (a menudo varias) explicaciones racionales y fisiológicas (o más bien fisiopatológicas) para la llegada de una crisis. Lo que quiero decir con eso, e incluso lo digo alto y claro, es que la cistitis «psicológica»: ¡no existe!

Si hay bacterias patógenas en la vejiga o incluso si se trata “solo” de una inflamación en ausencia de bacterias, todo esto no ocurre por arte de magia o porque estamos tristes o estresados.

Así que no dejes que ciertos médicos o pseudo-profesionales de la salud te pongan esta idea en la cabeza (y te desvíen con unas sesiones de relajación a 100 € por media hora – sé bien de lo que estoy hablando porque yo también lo hice): si sufres de cistitis recurrentes ¡no es tu culpa y no proviene [solo] de tu cerebro o tus emociones!

Entonces, ya que este es un tema muy caliente y bastante popular, intentaré hacer algunos ejemplos (tanto como sea posible) de los famosos factores predisponentes y precipitantes y como la lista es larga, intentaré ser breve es esquemática:

Factores predisponentes

Cómo lo indica el nombre, estos son lo que le sirve a la cistitis (y todo lo relacionado con ella) para «preparar el escenario» para su ataque:

Los factores precipitantes

Se trata de la chispa que enciende  la pólvora, el evento que nos lleva de «bastante bien» a «en medio de una crisis»:

  • relaciones sexuales
  • estreñimiento
  • diarrea
  • apertura del biofilm
  • baños
  • comida
  • falta de hidratación
  • consumo de alcohol
  • calor excesivo
  • frio
  • micción insuficiente o incompleta

Para cada «problema», las «soluciones» se encuentran siguiendo los enlaces.

Deja un comentario