Todo lo que necesitas saber sobre el biofilm

Spread the love

Hoy nos gustaría compartir con un documento excelente, completo y exhaustivo sobre el biofilm.

El objetivo de este documento es apoyarte durante todas las revisiones médicas cuando nadie te cree si mencionas el biofilm.

¡Imprímelo y tráelo contigo!

Si tu médico es un poco curioso (o un poco concienzudo), lo leerá.

Sé lo que vas a decir: el mundo se está desmoronando, el paciente debe informar al médico: bienvenido a la «medicina participativa» del siglo XXI.

Así que esto es lo que he leído y que trataré de resumir:

Según una notificación del Centro de Control y Prevención de Enfermedades Infecciosas de Atlanta, al menos el 80% de las infecciones bacterianas humanas implica la formación de biofilms

El biofilm se compone de la siguiente manera: alrededor del 15% de los microorganismos a menudo patógenos y el 85% de matriz de polisacárido (sustancias poliméricas extracelulares).

El biofilm comprende comunidades microbianas estructuradas y células fúngicas envueltas por una matriz de polisacárido de producción propia, capaz de adherirse a áreas vivas o inertes como los dispositivos médicos.

Este pasaje destaca la existencia de biofilms polimicrobianos dentro de los cuales no hay una, sino varias cepas bacterianas diferentes y, a veces, también cepas de hongos (como Candida albicans en el caso de infecciones vaginales).

Este escenario explica la alternancia de los resultados de la prueba: a veces negativos, a veces positivos para un germen, a veces positivos para otro.

[…] Las sustancias producidas naturalmente por el cuerpo y utilizadas tradicionalmente en medicina para combatir una infección (antibióticos) serán ineficaces contra las bacterias que se encuentran dentro del biofilm.

La resistencia bacteriana a los antibióticos aumenta considerablemente cuando las bacterias quedan atrapadas dentro de un biofilm.

El biofilm  puede aparecer durante un primer episodio infeccioso (infección del tracto urinario, vaginosis o candidiasis vulvovaginal). Se estima que el tiempo necesario para la síntesis de la matriz de polisacárido primitivo es de alrededor de 72 horas.

La cronicidad de las infecciones uroginecológicas es la causa principal del daño significativo de las membranas mucosas, lo que da lugar al establecimiento de una inflamación crónica de estas últimas, asociada con una prolongación de los síntomas de dolor, incluidos los episodios agudos.

Entendemos aquí cómo es posible, después de cierto tiempo, presentar un marco sintomático típico de cistitis bacteriana en ausencia de gérmenes en la orina.

El diagnóstico y el manejo del biofilm pueden ser más efectivos ya que la terapia con antibióticos a menudo es inútil a largo plazo.

Los pacientes con cistitis bacteriana recurrente (más de 4 episodios en los últimos 12 meses) pueden desarrollar episodios de cistitis abacteriana independientemente de la existencia de biofilm.

De hecho, los ataques repetidos a la mucosa causados por bacterias, conducirán a una situación inflamatoria crónica en los tejidos con síntomas similares a los de la infección del tracto urinario.

En la etapa actual de nuestro conocimiento, la única sustancia capaz de disolver un biofilm bacteriano como este del que estamos hablando es la N-acetilcisteína.

Es importante que la N-acetilcisteína se tome con D-Manosa y lactoferrina.*

La D-Manosa es un azúcar natural con la capacidad de actuar sobre las bacterias liberadas por el biofilm durante su desintegración y evitar su adhesión a la pared de la vejiga. De esta manera, una vez disgregado el biofilm, las bacterias patógenas se eliminarán con el flujo de orina.

La lactoferrina es un competidor natural de las levaduras que secuestrará el hierro circulante en beneficio del organismo huésped, privándolas de su principal nutriente. De esta manera, las células fúngicas liberadas por el biofilm no podrán desarrollarse y eventualmente desaparecerán del entorno en el que fueron liberadas.

*enlace aquí

Si el biofilm puede aparecer desde la primera infección del tracto urinario, por otro lado, su desintegración puede tardar varias semanas y esta duración es extremadamente variable de un sujeto a otro. *

*enlace aquí

EN CAMINO

Deja un comentario