Una pequeña investigación ha examinado el vínculo directo entre la endometriosis y la fatiga

Spread the love

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una afección ginecológica que causa dolor debilitante y muchos otros síntomas que reducen la calidad de vida. Por lo general, las mujeres que sufren de esta condición tienen un flujo fuerte y abundante durante la menstruación.

La endometriosis es una condición crónica que puede afectar a las adolescentes y a las mujeres durante la menopausia.

En esta condición, el tejido endometrial, que normalmente está presente solo dentro del útero, crece en otras partes del cuerpo, por ejemplo, en los ovarios y las trompas de Falopio, en el intestino, fuera o dentro de la vejiga o en los riñones.

Aunque no haya estadísticas claras que indiquen cuántas personas viven con endometriosis, esta condición parece ser difusa. Las estimaciones sugieren que más del 11% de las mujeres entre las edades de 15 y 44 años pueden tener esta condición crónica.

¿Puede la endometriosis causar fatiga?

Sí, vamos a ver por qué.

La sangre menstrual contiene altos niveles de hierro y una persona que regularmente pierde mucha sangre tiene un alto riesgo de desarrollar anemia. Esta condición hace que una persona experimente una sensación de fatiga prolongada.

Algunas investigaciones también han relacionado la endometriosis con el Síndrome de fatiga crónica (SFC).

La fatiga crónica es más común en mujeres que en hombres y puede estar relacionada con algunos problemas del sistema reproductor femenino.

Un estudio de 2011 sugiere que las mujeres que han tenido uno o más de los siguientes problemas tienen más probabilidades de desarrollar SFC:

• endometriosis
• quistes ováricos
• periodos irregulares
• cirugía ginecológica
• dolor pélvico

Una persona fatigada se describe como extremadamente cansada, débil y con poca energía física y mental.
Las personas con endometriosis pueden sentirse particularmente cansadas durante el ciclo menstrual. No solo por las abundantes pérdidas, sino también por las energías que nuestro cuerpo utiliza para combatir el dolor.

La fatiga también puede tener otros síntomas, incluyendo:

• dolor muscular o articular
• dolor de cabeza
• glándulas dolorosas (pero no inflamadas)
• dificultad para concentrarse y confusión
• insomnio
• síntomas de gripe
• mareos
• náuseas
• palpitaciones

Cualquier persona que sospeche de tener fatiga por endometriosis debe consultar a su médico, quien probablemente le recetará análisis de sangre para controlar los niveles de hierro, azúcar en la sangre y hormonas tiroideas.

Las posibles causas de fatiga incluyen:

ANEMIA: una deficiencia de hierro que dificulta la producción de glóbulos rojos (células que transportan oxígeno por todo el cuerpo). Los síntomas son: debilidad y astenia; pelo, piel y uñas fragiles; mareos, especialmente por la mañana; dolores de cabeza recurrentes; irritabilidad y cambios de humor; trastornos del sueño; dificultad para concentrarse

HIPOGLUCEMIA: un nivel bajo de azúcar en la sangre puede hacer que una persona se sienta débil, ansiosa y fatigada

HIPOTIROIDISMO: ocurre cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas. La condición puede causar fatiga, dolor en las articulaciones y aumento de peso

RAZONES PSICOLÓGICAS: la depresión, el estrés o el trauma emocional pueden dejar a una persona extremadamente agotada

UNA DIETA MALSANA: una dieta rica en grasa y azúcar puede inducir cansancio y menos reactividad

FALTA DE VITAMINA D: la investigación sugiere que la falta de vitamina D está relacionada con la depresión y la fatiga

FALTA DE ÁCIDO FÓLICO: la ingesta de ácido fólico es importante porque estimula la médula ósea en la producción de glóbulos rojos por esta razón, debido a la falta de ella, hay estados asociados de anemia. Los síntomas son similares a los de la deficiencia de hierro: debilidad y astenia; pel, piel y uñas fragiles; dolores de cabeza recurrentes; trastornos del sueño y del estado de ánimo

FALTA DE SUEÑO: el insomnio hace que una persona se sienta agotada

FALTA DE EJERCICIO: un estilo de vida sedentario puede contribuir al estado de fatiga. Hacer ejercicios ligeros todos los días puede aumentar los niveles de energía y desencadenar la respuesta del metabolismo

¿Qué hacer para contrarrestar la fatiga por endometriosis?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a una persona a controlar la sensación de fatiga.

Estos incluyen:

Dieta balanceada: una persona con endometriosis debe asegurarse de tomar los nutrientes adecuados y obtener un balance de proteínas, carbohidratos y grasas saludables

Evitar los alimentos industriales: los alimentos procesados por la industria alimenticia contienen una gran cantidad de azúcar agregada, que puede causar picos máximos y descensos azúcar en la sangre

Ejercicios regulares: pueden aumentar el bienestar y activar el metabolismo. Evitar tales actividades puede hacer que una persona se sienta perezosa y desmotivada

Dormir regularmente: tener un horario de sueño constante puede reducir la sensación de cansancio durante el día

Apoyo: la endometriosis puede hacer que una persona se sienta emocionalmente y físicamente agotada. Hablar con amigos o conocer gente (incluso a través de las redes sociales o foros en línea) puede evitar sentimientos de aislamiento y proporcionar consejos valiosos

Toma de suplementos alimenticios:

Una persona con anemia debe aumentar su consumo de hierro agregando alimentos ricos en este componente a su dieta o tomando suplementos.

Los suplementos de vitamina D pueden ayudar a mejorar los síntomas de fatiga, pero es importante obtener la dosis correcta recetada por el médico (posiblemente después de una deficiencia confirmada con un test de sangre).

Los suplementos que contienen minerales esenciales como el zinc, magnesio, potasio, calcio, cobre, manganeso y selenio son útiles para el correcto equilibrio ácido-base del organismo. Un desequilibrio de estos minerales puede representar la causa oculta de diferentes manifestaciones y síntomas, tales como: fatiga crónica, falta de concentración, neuralgia, dolores musculares y articulares, y dolores.

Los suplementos que contienen ácido alfa lipoico, quercetina, bromelina y ácido fólico pueden ayudar, no solo a combatir la inflamación y la oxidación causadas por un estado inflamatorio crónico, sino que también pueden combatir la fatiga.

Matrona Sara Furno

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.