Vacaciones de verano sin cistitis: tu puedes!

Spread the love

Aquí hay algunos consejos para evitar llevar la cistitis en tu maleta durante el verano, período de más riesgo.

hidratación
     hidratación

Deshidratación

Es una banalidad, pero el calor es el sudor. Es difícil imaginar cuántos litros de agua se pierden a través del sudor. Líquidos que, de repente, no llegan a la vejiga con la consecuencia: un volumen urinario muy pequeño, orina más concentrada y micción menos regular. Un cóctel sagrado que facilita enormemente la vida de las bacterias patógenas que serán particularmente cómodas para proliferar en este tipo de ambiente.

La solución es beber más. Es cierto que seguramente tienes ya la impresión de pasar tu vida con una botella en la mano pero piensatelo un momento. Si 2 litros son suficientes en invierno, ¿cuánto hay que beber durante el verano? Ciertamente más.

Por lo tanto, lo primero que se debe hacer es aumentar el consumo de agua. Hay que beber regularmente durante todo el día para garantizar una dilución constante de la orina.

Hay que prestar atención a las falsas promesas de las varias bebidas a la venta. Nada supera al agua. Si todavìa necesitas algunos cambios, los tés de hierbas (calientes o fríos) pueden ser de gran ayuda, pero hay que elegirlos bien.

Pérdida de minerales

A través del sudor también perdemos muchos minerales y sales minerales (potasio, sodio, magnesio, etc.). Es cierto que estos minerales son parte de la composición «normal» del sudor pero nuestro cuerpo estaría feliz de mantenerlos de todas maneras. De hecho, estas especies de «mini deficiencias» causadas por la transpiración pueden causar inconvenientes que empeorarán los síntomas de la cistitis o incluso predispondrán a su reaparición. Por ejemplo: más dolor muscular, disminución de las defensas inmunitarias, gran fatiga, etc.

Para compensar estas pérdidas, existe una solución que parece simple: comer frutas y verduras que también contienen agua. Excepto que es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Entre el trabajo, el hogar, los viajes y las invitaciones, estamos mucho más a menudo frente a una pizza o a un plato de pasta que cara a cara con una ensalada. Si las «5 porciones de frutas y verduras al día» son un ideal inalcanzable, puedes tomar un complemento alimenticio como Sette + u otro.

Acidez urinaria

Poca hidratación y una pérdida de minerales = acidez de orina que lleva a menudo a pensar en un nuevo ataque bacteriano.

Transpiración

El sudor es muy ácido (pH bajo). Al mantenerse en contacto con las membranas mucosas, puede causar un brote de quemadura vaginal (lo que se conoce como esta sensación de cocción en las bragas). Esto puede llevar a una vaginitis en el peor de los casos. Si este tiempo de contacto se prolonga, el riesgo de proliferación de bacterias patógenas aumenta con el riesgo de vaginosis, candidiasis o cistitis.

Posibles soluciones: evitar la ropa interior sintética y preferir los pantalones (sueltos) en algodón blanco (recientemente aprendí que algunos tintes textiles se usan para ropa interior y son horriblemente tóxicas).

Obviamente, hacerse un baño íntimo o enjuagarse regularmente con agua sería lo mejor. Aquellos que, por ejemplo, trabajan en condiciones de temperaturas no necesariamente cómodas (es un eufemismo), deben encontrar una manera de crear una barrera entre el sudor y las membranas mucosas. Por ejemplo, aplicando una capa delgada de crema protectora. Para eso, Ausilium Crema es perfecto. También puedes probar el aceite de coco siempre que el tiempo de contacto sea breve (menos de cuatro horas).

Adaptación muscular

Con el calor, los músculos cambian. En general, se relajan (como cuando se coloca una botella de agua caliente en la parte inferior del abdomen en caso de crisis). Todavía esta relajación a veces pasa por una fase de adaptación que puede ser dolorosa. En este caso, no tengo remedios ni «trucos» milagrosos. El óxido de magnesio contenido en Ausilium Forte ciertamente ayuda, pero no logra “borrar” todos los síntomas de este cambio fisiológico.

Por otro lado, hay que tener cuidado con los cambios repentinos en la temperatura (por ejemplo, playa/agua de mar, aire acondicionado, etc.).

Bañador, sal, arena, cloro, etc.

¡La mezcla perfecta para nuestras queridas membranas mucosas!

La solución es una vez más muy banal. Después de cada  chapuzón en el agua, una ducha con agua clara y un cambio de bañador para mantenerse «secos». Se podría hasta poner Ausilium Crema antes de ir a la piscina, etc. siempre para crear el famoso efecto barrera.

Estreñimiento o diarrea del viajero

Hay muchas explicaciones para estas variaciones:

– cambio de lugar

– vida más sedentaria

– pérdida de líquido (las heces se vuelven más secas)

– calidad del agua y de los alimentos

Por lo tanto, aconsejo llevar siempre probióticos en la maleta y planificar algunas actividades durante las vacaciones.

Candida

En verano, debido al sudor, la humedad constante en los genitales, el uso de ropa sintética y factores de irritación (sal, arena, cloro, etc.), solemos tener problemas de candidiasis vulvovaginal.

Esta infección por levaduras es uno de los principales factores predisponentes y precipitantes de la cistitis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.